Ésta es una de las medidas que se incluyen en el convenio marco de cooperación y colaboración contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia al que se han unido este miércoles la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades y el de Deportes.

Educación se compromete, además, a la realización de investigaciones académicas y publicaciones conjuntas con el resto de Ministerios implicados, así como el intercambio de publicaciones, información y asesoramiento.

Durante la firma de la adenda al convenio, Marcial ha asegurado que el sistema educativo español “se asienta sobre el pilar del respeto a los derechos y libertades reconocidos en la Constitución”, y ha subrayado que todo esto se inspira, entre otros, “en los principios de transmisión y puesta en práctica de valores que favorezcan la solidaridad, la tolerancia, la igualdad, el respeto y la justicia, y que ayuden a superar cualquier tipo de discriminación”.

Marín ha incidido que el principal objetivo es que “las aulas sean espacios seguros, libres de amenazas y de riesgos, que permitan a nuestros estudiantes desarrollarse como personas y como profesionales”.