​La migración ha sido uno de los puntos centrales del encuentro. El presidente Sánchez ha transmitido al presidente Macron la necesidad de actuar de forma conjunta y solidaria ante este desafío europeo. El está dispuesto a ser parte de la solución constructiva del problema. Con el caso del Aquarius, España y Francia han dado un ejemplo de solución europea y reparto solidario de las responsabilidades con los migrantes.

Además en la reunión ambos presidentes han tratado temas comunitarios, como la reforma de la zona euro, la seguridad y defensa y la política industria, y a nivel bilateral la cooperación.