El ministro de Inclusión, y Migraciones, , ha afirmado que existe una palanca “muy importante” que todavía no se ha explorado, que es la de dar incentivos positivos a que la edad de jubilación se acerque a la real.

Así lo ha señalado durante su primera intervención en la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en el Congreso, donde ha recordado que en España la edad real de jubilación está entre los 65 y los 67 años, mientras que la edad efectiva es “mucho más baja”. “Existen instrumentos de la Seguridad Social para propiciar de forma voluntaria jubilaciones más largas, que no se están utilizando o que incluso no son conocidos”, ha remarcado.

El titular del Ministerio ha afirmado que trabajando sobre estos incentivos positivos para abordar el problema de medio plazo del sistema se pueden conseguir resultados tangibles para que se visualice como “algo reconducible y manejable”. “Esto es lo realista”, ha resaltado.

También ha apuntado que ya se está trabajando para que la Seguridad Social tenga “mejores números”, ya que a mediados de la década que viene muchos trabajadores se van a jubilar y “entonces sí que el número de jubilados va a aumentar y va a haber una situación que abordar”. En estos momentos, el déficit contable de la Seguridad Social está en el 1,4% del PIB (unos 17.400 millones de euros).

No obstante, ha apostillado que el gasto aumentará en una década, pero de una forma “gestionable y manejable” desde el punto de vista presupuestario y manteniendo unas pensiones “suficientes” y tasas de reemplazo similares a las actuales.

Sobre el Pacto de Toledo, ha afirmado que este año tiene que ser en el que se consiga un marco “estable” a medio plazo para la revalorización de las pensiones y se dejen de lado soluciones ‘ad hoc’ que no están enmarcadas en un acuerdo y consenso.

ELEVAR A LEY LAS RECOMENDACIONES DEL PACTO DE TOLEDO

En esta línea, ha anunciado que, si todo va bien, en la segunda parte de la legislatura se elaborarán las normas que puedan emanar de las recomendaciones del Pacto de Toledo. También ha mandado un mensaje de tranquilidad y ha dejado claro que la Seguridad Social es “solvente y sólida”, a pesar de los números y de la información que llega.

El ministro ha pedido que se dejen de mandar “mensajes alarmistas y extremistas” a los pensionistas, porque se está generando una situación “absolutamente inaceptable”. “Estamos instalando sobre los pensionistas, que son de los colectivos más vulnerables y que no tienen capacidad para mejorar sus ingresos futuros, un mensaje de que sus rentas futuras están en riesgo y en gran riesgo, cuando no es verdad ni va a ser verdad”, ha apostillado.

Para Escrivá, esta situación es “intrínsecamente injusta”, porque se está haciendo a los pensionistas tomar decisiones económicas que no tomarían en otras circunstancias. “Los pensionistas deberían estar consumiendo o ayudando a sus nietos e hijos, pero están inquietos y piensan que tienen que ahorrar más y eso es lo que estamos instalando en la sociedad al no ponernos de acuerdo en el Pacto de Toledo”, ha añadido.

Esto, según ha afirmado, “intensifica los problemas del sistema”, ya que algunos colectivos que tienen la capacidad de elegir su cotización, como los autónomos, cotizan por mínimos y al hacerlo la Seguridad Social ve mermados sus ingresos. “Este nivel de incertidumbre que hemos instalado por no ponernos de acuerdo en el Pacto de Toledo a su vez genera un ciclo vicioso sobre la propia sostenibildiad del sistema”, según Escrivá.

RECONDUCIR LOS COSTES IMPROPIOS DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Escrivá cree que se ha sobrecargado a la Seguridad Social con todo tipo de medidas que se financian con cotizaciones sociales, pero que se deben pagar con Presupuestos, porque esto genera “una fotografía distorsionada que no tiene razón de ser”.

En este punto, ha señalado que Hacienda ha reconocido que este es un tema que hay que reconducir y que requiere “poner las cosas donde tienen que estar”. “Esta ha sido la fuente de mayor incertidumbre que está instalada y que el Pacto de Toledo identificó en su momento debemos abordarla y es que además no es tan difícil”, ha concluido.