José Luis Escrivá, que ha intervenido en la primera reunión ministerial sobre Migración e Integración de la (), ha hecho especial hincapié en que el fenómeno migratorio tiene un carácter global y que ningún país puede abordarlo de manera aislada. Esa primera reunión, celebrada en la capital francesa, está presidida por Suiza y copresidida por España y Chile.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha mantenido también en París encuentros bilaterales con sus homólogos de Italia Alemania y Portugal y se reunirá a lo largo del día con los ministros de otros países europeos.

A juicio del titular de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, nuestro país debe apostar por el multilateralismo y la cooperación internacional como la única vía posible para una gestión adecuada de las migraciones, para lo que ya contamos con dos instrumentos claves como son la Agenda 2030 y el Pacto Mundial de las Migraciones.

“La migración contribuye al desarrollo y al bienestar de las sociedades y ayuda a superar los desafíos que pesan sobre los países o regiones de destino, como es el reto demográfico derivado del envejecimiento de la población”, ha asegurado Escrivá, quien ha añadido que no podemos olvidar su contribución al desarrollo económico, social y cultural en los países de origen de los migrantes.

José Luis Escrivá, que ha insistido en que “todos los países europeos van a necesitar de la migración”, ha recalcado la necesidad de una inmigración de carácter legal, teniendo en cuenta los estudios de algunos expertos en la materia que apuestan por la idea de que España precisará de una media de 270.000 migrantes anuales de aquí a 2050, debido a su proceso de envejecimiento.

En su intervención, el ministro ha señalado que en España convergen todas las formas de migración (la de origen, la de tránsito, la de destino, la estacional y la de retorno), por lo que el Gobierno está impulsando una visión integral de los movimientos migratorios, que va desde “el compromiso en la lucha contra las causas profundas de la salida de emigrantes de los lugares de origen a la plena inclusión de los emigrados en la sociedad española”.

Políticas migratorias legales, reguladas, seguras e inclusivas

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha unido, al control y la vigilancia de fronteras y la cooperación con países de origen y destino, la promoción de vías de migración seguras, regulares y ordenadas y la creación de un marco integral de acogida e integración. “Hay que analizar las migraciones, conocer sus mecanismos y ordenarlas para establecer políticas migratorias legales, reguladas, seguras e inclusivas”, ha matizado Escrivá.

José Luis Escrivá ha finalizado su discurso resumiendo las respuestas específicas que el Ejecutivo español debe llevar a cabo en materia de migraciones, como es continuar con los proyectos pilotos sobre migración legal, brindar soluciones a las barreras para la correspondencia laboral internacional entre oferta y demanda, explorar posibles líneas de asociación entre el sector empresarial y educativo dentro de los países de origen y destino y desarrollar una política que atraiga el talento que necesitamos.