El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha comparecido para lanzar un mensaje de tranquilidad a los autónomos, pymes y empresas ante las “desinformaciones que se han dado en los últimos días que tendían a darles la impresión de que el nivel de prestaciones y protección era inferior al que realmente es”.

Así, el ministro ha aclarado que cualquier autónomo en España que haya visto interrumpida su actividad o reducida su actividad tiene derecho a una prestación que, al menos, llegará a los 950 euros. Esto es ya que quedan exonerados de sus cotizaciones sociales y recibirán una prestación a través de los canales que se han establecido de 661 euros al menos para aquellos que coticen por la base mínima del 70%, que sumada a la exoneración, se acerca a los 950 euros. La prestación, que el ministro ha calificado como “de las más extensas, integrales y generosas que se están dando en los países de nuestro entorno”, ya está disponible y ya ha sido solicitada por más de 50.000 autónomos.

Por otro lado, en cuanto a los ERTEs que se están concediendo por causa mayor, se acompañan de una exoneración de las cotizaciones sociales. Se trata, según Escrivá, “de una medida novedosa que va orientada a que las empresas opten por los ERTEs y no por los despidos porque se les está reduciendo una parte muy importante del coste laboral”.

En el caso de las pymes la exoneración es completa y no van a tener que pagar las cotizaciones sociales durante el periodo que dure la crisis en el estado de alarma. En el caso de las empresas de mayor dimensión, la exoneración llegará hasta el 75%.

Por otro lado, en el caso de empresas que, sin tener que llegar a una situación de ERTE, vean afectada significativa su actividad económica, la Seguridad Social garantizará el aplazamiento de las cuotas y se aplicarán de forma flexible. En el ámbito de la incapacidad temporal, el Gobierno ha asimilado a los trabajadores afectados por coronavirus como una baja temporal por accidente de trabajo. Así, desde el primer día la Seguridad Social asume los costes y ya se han producido 130.000 bajas de este tipo.

Por otro lado, desde la secretaría de Estado de Migraciones los sistemas de acogida se han adaptado a las nuevas circunstancias para poder seguir cumpliendo con las funciones del ministerio y se están agilizando los procedimientos para conceder permisos de trabajo a extranjeros que están en España de forma regular y que podrían trabajar como personal sanitario.

Por último José Luis Escrivá ha afirmado que “este Gobierno está con los más vulnerables y estamos evaluando permanentemente la situación para que nadie se quede atrás y con capacidad de respuesta hacia los más afectados por la crisis”.

El Gobierno estudia la puesta en marcha de un ingreso mínimo vital

A preguntas de los medios de comunicación, el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha afirmado que el Gobierno “está comprometido” con la puesta en marcha de un ingreso mínimo vital, y ha anunciado que “estamos estudiando el diseño de la medida y en cuanto esté preparada en sus detalles se comunicará y se implementará”.

Escrivá ha confirmado además que el Gobierno trabaja en medidas adicionales para proteger a las empleadas de hogar de los efectos de la crisis derivada del Covid-19.

Preguntado por la prestación para padres que no puedan teletrabajar y que tengan que cuidar de sus hijos que se anunció cuando se cerraron los colegios, el ministro ha señalado que esa prestación se pensó para una situación muy concreta que se ha visto “ampliamente superada”, por lo que el Gobierno está trabajando en medidas “de mayor amplitud”.