El secretario de Política Económica y Empleo, , considera que la recomendación de para que España suba los salarios “coincide plenamente con la iniciativa presentada por el PSOE en septiembre, en la que se ponía de manifiesto la urgente necesidad de romper el esquema salarial imperante en España y sustituirlo por un modelo de salarios decentes, que experimenten incrementos acordes a las subidas de productividad”. Escudero ha salido así al paso de las Previsiones de Otoño de , en las que la este órgano alerta de que a pesar de que el ritmo de crecimiento de la zona euro es bueno, la recuperación es incompleta porque no se está acompañando de una subida de salarios acorde al incremento del PIB..

A juicio del dirigente socialista, la recomendación de las autoridades de Bruselas se une a otras ya efectuadas por organismos como el FMI. “Los diferentes organismos internacionales coinciden en este asunto: la situación salarial pone en riesgo la sostenibilidad del crecimiento económico, porque imposibilita la normalización del consumo de los hogares. Los socialistas compartimos plenamente esta premisa, pero además consideramos que los salarios deben subir también por una cuestión de justicia social: el incremento de la productividad de los últimos años se ha traducido casi íntegramente en un aumento de las rentas empresariales, mientras que en España al mismo tiempo hemos asistido al surgimiento de la figura de trabajadores pobres. Esta situación tiene nefastos efectos, tanto desde el punto de vista económico como social”, denuncia el responsable económico de la Ejecutiva Federal.

Escudero subraya que atravesamos una situación de emergencia social en España, que exige que se aborde “desde diferentes frentes” analizados por el PSOE, incluidos en un catálogo de medidas entre las que se encuentran la subida del SMI, los incrementos salariales para los empleados públicos, la revalorización de las pensiones conforme al IPC, una Ley de Igualdad Laboral para hacer frente a la brecha salarial de género, y la erradicación de situaciones de precarización laboral vinculadas a los falsos autónomos y a la mal llamada economía colaborativa. “Todo ello con el máximo respeto al diálogo social, fundamental para que estas medidas puedan llegar a buen puerto”, agrega el secretario de Política Económica, que concluye haciendo hincapié en la necesidad de un pacto de rentas “que tiene plena vigencia, por lo que seguiremos trabajando de forma incansable para poner en marcha las diferentes iniciativas comprendidas en este documento”.