​El está trabajando intensamente y de manera coordinada con el y la en Reino Unido para que España sea reelegida como miembro de la Categoría B del (OMI) para el periodo 2018-2020.

España presenta nuevamente su candidatura al Consejo, dentro de la categoría B, como país con los mayores intereses en el comercio marítimo mundial, por su situación geopolítica, su posición socio-económica en el mundo y la relevancia que para España tiene el transporte marítimo internacional como plataforma logística del sur de Europa.

El ministro de Fomento, de la Serna, ha avalado esta candidatura, que además está respaldada por las más altas instancias de los ministerios implicados y por el embajador de España en el Reino Unido y Representante Permanente ante la OMI.

Por su relación histórica con el mar y las más importantes rutas marítimas comerciales, España desea seguir formando parte del Consejo por su constante interés para:

  • Mejorar la seguridad y calidad del transporte y tráfico marítimo internacional, para garantizar la protección de las personas, los buques y las mercancías.
  • Garantizar la prevención y lucha contra la contaminación del medio marino, y minimizar el impacto que la actividad marítima global tiene sobre el medio ambiente.

España quiere, con su permanencia en el Consejo, renovar su compromiso continuo con la OMI, que es el organismo especializado de las Naciones Unidas responsable de la seguridad y protección de la navegación, así como de prevenir la contaminación del mar por los buques, a través del establecimiento de un marco normativo para el sector del transporte marítimo que sea justo y eficaz, y que se adopte y aplique en el plano internacional.

El fomento del transporte y desarrollo marítimos sostenibles es una de las principales prioridades de la OMI para los próximos años.