​El Gobierno traslada su pésame a los familiares y al pueblo de Israel y hace un llamamiento a la calma y la contención de todas las partes.