España traslada sus condolencias a los familiares de las víctimas y desea la pronta recuperación de los heridos. La violencia no es, ni puede ser, la vía para introducir cambios en la vida política de ningún país, bajo ninguna circunstancia.

España reitera su firme defensa de los principios democráticos y el pleno respeto al Estado de Derecho y a los Derechos Humanos, el diálogo pacífico e inclusivo y el fortalecimiento institucional como los principales ejes de convivencia cívica y progreso económico y social en todos los países.

El expresa su pleno apoyo a las elecciones convocadas el próximo 30 de julio de 2018 y confía en que estos comicios sean pacíficos, transparentes y justos. Y espera que el conjunto de reformas políticas y económicas anunciadas por el presidente Mnangagwa permitan la consolidación de la democracia, y la estabilización y recuperación de la economía en Zimbabue lo antes posible.