El Consejo de Derechos Humanos es el principal órgano multilateral para la protección y promoción de los derechos humanos en el mundo. Fue creado por la el 15 de marzo de 2006 por la resolución 60/251, en sustitución de la anterior Comisión de Derechos Humanos. El Consejo es un órgano subsidiario de la Asamblea General, tiene carácter intergubernamental, con sede en , y está compuesto por 47 estados de Naciones Unidas elegidos por la Asamblea General a través de un voto directo y secreto por un periodo de tres años.

España ha contraído obligaciones muy amplias en materia de derechos humanos, y una de las prioridades fundamentales de su política exterior es la activa protección y promoción de estos derechos en el ámbito internacional. Durante su mandato, España impulsará especialmente aquellos ámbitos en los que nuestra experiencia nos permita aportar un valor añadido a la labor del Consejo, como la lucha contra la pena de muerte; la promoción de los derechos de las personas con discapacidad; la lucha contra la discriminación y el logro de una igualdad de oportunidades real y efectiva; la defensa y promoción de los derechos económicos, sociales y culturales, entre los que se encuentran los derechos humanos al agua potable y al saneamiento; la promoción de la Democracia y el Estado de Derecho; o la lucha contra el racismo, la xenofobia y los delitos de odio.

España es firme defensora de preservar la integridad y la credibilidad del Consejo de Derechos Humanos, y durante su mandato apoyará los esfuerzos para mejorar su efectividad a nivel internacional.