El CSNU tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales y es un foro clave para avanzar en la solución de los grandes conflictos actuales.

Tras nuestro reciente paso por el CSNU en el bienio 2015-16, España ha demostrado ser un socio fiable, capaz de generar consensos entre los más diversos actores y muy activo en ámbitos como la lucha contra el terrorismo; la agenda mujer, paz y seguridad; la lucha contra la trata y el tráfico de personas; la acción humanitaria o la no proliferación, entre otros asuntos destacados.

España es actualmente el 10º mayor contribuyente al presupuesto de Operaciones de Paz, y el 11º mayor contribuyente al presupuesto regular de la Organización. Por todo ello, España asume la responsabilidad de servir de manera regular en el CSNU, y espera ser elegida en las elecciones que tendrán lugar en 2030 en el 84º periodo de sesiones de la .

Numerosos miembros de nuestro grupo regional, al que corresponde la elección de dos puestos cada dos años, han decidido presentar su candidatura al CSNU en los próximos años y España apoya esta aspiración. España considera que todos los países, con independencia de su tamaño o capacidades, están legitimados para servir a la Comunidad Internacional desde el CSNU, siempre que estén verdaderamente comprometidos con los principios y propósitos de la Organización. España quiere honrar sus compromisos y reforzar la solidaridad europea en el seno del CSNU.

Por todo ello, se ha considerado el bienio 2031/2032 como el más adecuado para presentar la candidatura de España al CSNU, sin renunciar en el futuro a la periodicidad regular de servir en el CSNU una vez por década.

España renueva así su apoyo al multilateralismo y al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales y reitera su voluntad de contribuir activamente al cumplimiento de los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas.