En la rueda de prensa, posterior al Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, la titular del MARM, ha explicado que se ha pedido a la Comisión Europea que “active todos los mecanismos de seguimiento de precios y de control de las toneladas de tomate marroquí que entran en la UE”.

Según la ministra de , y Marino, España está haciendo un esfuerzo en este terreno pero ha considerado que la UE debe actuar con “urgencia, rapidez y prontitud” para evitar la importación de tomate marroquí a un precio de entrada inferior al establecido en el Acuerdo en materia agrícola entre y Marruecos.

En la carta, el MARM señala que la intervención de la UE es necesaria para garantizar la “transparencia” al respeto a las condiciones establecidas en el Acuerdo así como la “credibilidad” a los mecanismos acordados para evitar perturbaciones de los mercados.

En concreto, el MARM considera preciso “modificar la reglamentación relativa al control del precio de entrada para garantizar el adecuado control de los precios de importación”. Asimismo, en la misiva se indica que debe “exigirse documentación complementaria a las facturas de venta” cuando no se utiliza el valor a tanto alzado del producto para el cálculo de los derechos arancelarios que procedan. El MARM también plantea la posibilidad de “un seguimiento on line de las cantidades importadas diariamente”.