El ministro de Economía, y Competitividad, , ha anunciado que el Gobierno establecerá el plan de contribución a la ESA para el periodo 2017-2024 con una aportación de fondos por importe de 1.512,3 millones de euros. , que supone un incremento de 600,3 millones de euros respecto a la aprobada en 2014, financiará la participación de España en las actividades obligatorias de la ESA, así como en los programas opcionales que sean de especial interés para la industria espacial española.

De esos 600,3 millones de euros adicionales, está previsto que 459 millones de euros financiarán los programas de lanzadores, exploración, vuelos tripulados y microgravedad, navegación, telecomunicaciones, observación de la tierra, tecnología y seguridad; el resto irá destinado a las contribuciones obligatorias (141,3 millones de euros), que suponen fundamentalmente la inversión de la ESA en la ciencia, así como otras actividades básicas y de funcionamiento de la Agencia.

En el Consejo Ministerial celebrado el , Suiza, los días 1 y 2 de diciembre, España ha asumido la presidencia de la Agencia hasta el próximo Consejo, que tendrá lugar en 2019 en nuestro país. La delegación española ha estado encabezada por el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, y la secretaria general y Pymes, .

La celebración de un consejo ministerial en un Estado miembro es un evento de gran importancia ese país, dado que además de la visibilidad que obtiene, aumenta su capacidad de influencia al presidir todas las reuniones preparatorias. Asimismo, representa una buena oportunidad para conseguir una mejor visualización internacional de la capacidad tecnológica-industrial de España en el sector espacial.

Adicionalmente, el Consejo Ministerial de la ESA de 2019 será importante por su coincidencia con la preparación en la UE de las siguientes perspectivas financieras 2021-2027, donde está previsto que se incluya un capítulo importante relativo a actividades espaciales que iguale o supere el actual (12,000 M€ aproximadamente).

Gracias a las inversiones públicas realizadas y a la participación en proyectos espaciales en la ESA, España ha desarrollado un importante tejido industrial en los últimos 15 años. Es uno de los pocos países con capacidad para diseñar, fabricar y operar satélites completos. Las aportaciones a la ESA se rigen bajo el denominado principio del geo-retorno que implica que todos los fondos aportados por España retornan a la industria española en forma de contratos. Desde 2000, España ha conseguido más de 2.236 M€ en contratos de la Agencia, y el sector espacial español ha aumentado significativamente su facturación: de 230 a 750M€ entre 2000 y 2015.

En lo que se refiere a infraestructuras espaciales, España cuenta con uno de los cinco grandes centros de actividad de la ESA, el Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), en Villanueva de la (), que es la sede científica de las misiones de astronomía y exploración planetaria de la Agencia