El nombramiento de como nueva Directora General de la Guardia Civil es un hecho histórico en la Benemérita que AEGC espera que no se quede solo en eso en un dato histórico. El listón, desgraciadamente para los guardias civiles, lo tiene muy bajo. Los meses que ha estado al frente de la Institución Félix Azón han supuesto un intento de retroceso de derechos, con un Consejo inoperativo. Meses en los que los guardias civiles no han encontrado en su máximo responsable un defensor de su trabajo.

Desde la esperamos que este cambio traiga por fin los cambios que venimos demandando, que sea valiente y afronte de una vez un nuevo despliegue territorial que ofrezca, de verdad, seguridad a los ciudadanos de la España rural y aumente la plantilla a cifras anteriores a la crisis.

De la nueva directora, reiteramos, esperamos que defienda la labor de los guardias civiles de la agrupación de tráfico de y que impida su expulsión de la Comunidad Foral, que refuerce las plantillas de y que luchan contra la inmigración ilegal y la del , y , encargada de combatir el narcotráfico que, por su puesto de subdelegada en Málaga, conoce bien.

María Gómez tiene la posibilidad de hacer historia en esta Institución, no sólo por ser la primera mujer que está al frente de ella, sino por afrontar los retos que tiene la Benemérita, entre las que también están la introducción de verdaderas políticas activas que respeten el derecho de todos los guardias civiles, hombres y mujeres, a una conciliación laboral y familiar y, por su puesto, que impulse y el Comité de Igualdad de la Guardia Civil.