La eurodiputada de Izquierda Unida refleja la “tristeza” de la delegación tras la visita al hospital de Al Makassed y señala: “todos los que miran hacia otro lado, como hace , tienen las manos manchadas de sangre”.

Tras prohibir la visita de los y las eurodiputadas de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) a la devastada Franja de , los representantes europeos pusieron rumbo ayer a las ciudades de Hebrón y Belén, donde mantuvieron reuniones con autoridades locales para conocer de primera mano el conflicto entre israelíes y palestinos, marcado por la ocupación en y Gaza así como por “la masacre llevada a cabo por el contra la población y el territorio de la ” durante 51 días, en la que han muerto más de 2.000 palestinos, casi la mitad de ellos niños.

Por la mañana visitaron el hospital de Al Makassed (), donde intercambiaron palabras con palestinos heridos durante los ataques, así como con personal sanitario del centro, lo que en palabras de la eurodiputada asturiana de IU, Ángela Vallina, ha provocado en la delegación “una enorme tristeza” ya que “pudimos mirar a los ojos a personas que han sufrido en primera persona el horror que impone Israel con total impunidad a los y las palestinas”.

“Estamos ante un auténtico genocidio que cuenta con la complicidad de y la Unión Europea”, indicó la eurodiputada tras el encuentro con la familia de Abu Khdeir, un adolescente de 16 años al que sus secuestradores obligaron a beber gasolina y quemaron vivo el pasado 2 de julio.

Durante la jornada de hoy sábado los miembros de la irán a para entrevistarse, entre otros, con el ministro de Asuntos Exteriores, los responsables de la energía y el agua de los territorios ocupados, así como con miembros de la y del Parlamento Palestino.