Tras el incidente los aviones regresaron sin novedad a la Base Aérea de Siauliai.

El ha abierto una investigación para esclarecer la causa exacta del incidente.

Este es un ejercicio de adiestramiento habitual que realizan los aviones destacados en el marco de la operación de en el Báltico (Lituania), y en el que participa el destacamento español ‘Vilkas’ Bap-47.

Las aeronaves implicadas en el incidente son dos Eurofighter españoles y dos Mirage 2000 franceses.