​En la reunión, a la que han asistido los consejeros de Servicios Sociales, el , y las comunidades autónomas han acordado establecer un tramo estatal del 20% y un tramo autonómico del 80%. La ministra ha expresado, en una comparecencia ante los medios de comunicación, su satisfacción con la reunión mantenida y ha agradecido a los consejeros “su voluntad de acuerdo y su lealtad institucional”, al haber apoyado la propuesta del Ministerio.

Dolors Montserrat ha insistido en que el nuevo modelo de gestión mixta “garantiza que el programa del 0,7% siga llegando a 7,3 millones de personas, las que más lo necesitan”.

Tramos en base a las competencias

Para determinar la proporción de fondos que corresponden al tramo estatal se ha tenido en cuenta cuáles son las competencias que el Estado puede ejercer en el ámbito de estos programas y la distribución de los programas en la última convocatoria del programa. El modelo de gestión mixta fue acordado por unanimidad entre el Ministerio y las comunidades autónomas en el Pleno del Consejo Territorial de Servicios Sociales y Dependencia del 26 de abril.

Con este nuevo modelo, el Gobierno da cumplimiento a la sentencia del 9/2017, de 19 de enero de 2017, que obligaba al Estado a redefinir el marco regulador de estas subvenciones, después de que la Generalitat de Cataluña haya recurrido sistemáticamente la convocatoria desde 1990.

En la convocatoria de ayudas para 2017, se repartirán 240,8 millones de euros, es decir, 6 millones más que en 2016. De los 240,8 millones, 48,2 millones corresponden al tramo estatal y 192,6 millones al tramo autonómico. Estos fondos tendrán una aplicación finalista.

El Ministerio y las comunidades autónomas han acordado que el reparto de los fondos para este año 2017 se mantenga el porcentaje que recibió cada comunidad autónoma en 2016, de manera que se garantice que reciban, como mínimo, la misma cantidad que el año pasado.

Más de 50 reuniones con el tercer sector y las CCAA

La ministra ha asegurado que el Gobierno garantizará que estos fondos tengan una aplicación finalista y que el Ministerio recibirá por parte de las comunidades autónomas la justificación de los fondos, de manera que continuará “dialogando y cooperando con el Tercer Sector y las comunidades autónomas”. De hecho, la ministra ha señalado que para diseñar este nuevo modelo el Ministerio ha mantenido más de 50 reuniones con las entidades y con las autonomías.

Según ha explicado Dolors Montserrat, el principal objetivo de esta reforma del modelo es cumplir la ley al tiempo que se garantiza que las ayudas sigan llegando cada año de forma directa a las personas que más lo necesitan, los más de siete millones de personas que cada año se benefician del programa.

Contribución a la labor de cohesión de las entidades

En conclusión, el objetivo es garantizar que el programa siga contribuyendo a la vertebración del Tercer Sector y a la importante labor de cohesión que realizan estas entidades. Para ello, Dolors Montserrat ha insistido en la transparencia de los procedimientos, garantizando la igualdad de todas las entidades.

“España dispone de una red de entidades del Tercer Sector de la que hemos de sentirnos muy orgullosos. A través de estas entidades estas ayudas llegarán a quienes más lo necesitan”, ha concluido la ministra, que ha aprovechado su comparecencia para recordar a los ciudadanos la importancia de marcar la “X Solidaria” en la declaración de la renta y para agradecer a los ciudadanos la solidaridad que demuestran con este programa social, uno de los más importantes de nuestro país.