El presidente de los populares gallegos, , reivindicó, durante su intervención en la apertura de la Convención Nacional ‘España en libertad’, el orgullo de pertenecer al Partido Popular e instó a reafirmarlo y reforzarlo: “Hoy no estamos aquí para reinventar el , sino para reafirmarlo, reforzarlo y reivindicarlo”.

En este sentido, indicó que, aún atacándolo las demás formaciones, todos ansían ser como él: “Unos quieren los resultados del PP gestionando, otros quieren la cercanía y la proximidad del PP, unos quieren ser un PP más antiguo y otros quieren ser un PP más moderno. Y ni unos ni otros son el PP”. Así, el líder del definió un partido de mayorías, abierto, con discurso, con gestión y resultados, como parte de un gran partido europeo reformista y que ha contribuido al progreso, bienestar y a la democracia. “Reivindico al PP como partido de gobierno: como gobierno que gobierna en comunidades y ayuntamientos, que está capacitado y preparado para gobernar, y que volverá a gobernar en España”, dijo Feijóo.

Del mismo modo, destacó la trayectoria y la experiencia de la formación, así como su hoja de servicios a España y a los españoles. Respaldó a un PP de 30 años que defiende una Constitución de 40, de principio a fin. “De principio a fin es la , la libertad de sus ciudadanos, la igualdad de todos los españoles en derechos y deberes y es el Estado de las Autonomías”.

UN PARTIDO CON PRINCIPIOS

Feijóo, coordinador de la convención, incidió en que el PP es, además, un partido firme en sus principios y muy claro en sus políticas e ideas. Unos principios que, según el presidente del PPdeG, no se imponen a nadie, sino que “están a disposición de todos”. “No somos un partido ni vociferante ni que descalifique, porque tenemos argumentos; no somos un partido con un falso discurso social, porque tenemos el aval de haber creado empleo y hacer el mayor progreso económico”, indicó.

Dijo que, en un momento en el que la política está dominada por los egos, con partidos que empiezan y acaban en una persona y que se nublan con los , ningún partido le puede dar lecciones al PP ni de centralidad, coherencia, moderación, firmeza, transparencia, democracia ni de cómo se gobierna, porque, tal y como apuntó, “nadie ha gobernado momentos más difíciles que nosotros”.

El presidente del PPdeG tuvo palabras para , “el decano” de los presidentes autonómicos: “Cuánto bien le haría a España que hubiese muchos más Juan Vicente Herrera y menos Puigdemont y Torra”. Por eso, apeló, además de a su figura, a la política con los pies en la tierra: “El servicio público con mayúsculas, la cercanía, el rigor, la moderación, la honestidad y el sentido común”.

DEFENSA DE LA UNIDAD DE ESPAÑA

“Algunos creen que España se hace desde las redes sociales o los platós; otros creen que España son las grandes capitales. Y España se hace desde cada uno de sus rincones y desde cada hogar”, señaló Feijóo, quien subrayó que, a diferencia de otras formaciones, el PP tiene un discurso coherente sobre la nación y, también, uno particular sobre cada comunidad autónoma y cada ayuntamiento.

“Los que nos quieren hacer renunciar a una parte de España nos empobrecen a todos, empobrecen a España; pero los que quieren que España renuncie a cada una de sus partes, también empobrecen a España”, dijo el líder de los populares gallegos. Para Feijóo, la unidad es defender el proyecto común y plantar cara a los que pretenden romper con ello. En este sentido, apeló al respeto a la libertad, a la riqueza de nuestras particularidades y a la pluralidad y a la convivencia. “Somos un punto de encuentro de millones de españoles. No hacemos política desde trincheras, no caemos en fundamentalismos, no buscamos acentuar la diferencia”, apuntó Feijóo. “Es más lo que nos une –continuó- que lo que nos divide y ésa es nuestra defensa de la unidad de España”.

EL PRESENTE Y EL FUTURO,

Asimismo, se mostró orgulloso de pertenecer al partido que fundó, hace 30 años, , “uno de los padres de la Constitución”; con el que España superó la recesión de los 90, entró en el euro y se convirtió en una de las naciones más potentes del mundo, durante la presidencia de ; y el que ayudó a que España a superar la crisis y tener confianza en sí misma, gracias a . Y subrayó que el presente y el futuro del PP se llama Pablo Casado: “El orgullo que siente por presidir este partido nos contagia a todos y su ilusión será también la de España”.

Señaló que, tal y como era previsible, la moción de censura no ha sido buena para España, pero que a quien peor le ha sentado es a quien la promovió: la izquierda, los nacionalistas y los independentistas. Para finalizar, explicó el porqué no se refirió a en su intervención y es que, tal y como apuntó, “yo he venido a hablar del futuro de España y el futuro es el Partido Popular y es Pablo Casado”.