Este protocolo establece las bases que regirán los citados enlaces, de manera que la Junta asumirá las obligaciones financieras que se deriven de la prestación de los servicios, en tanto que Fomento se encargará de la eventual licitación y adjudicación del contrato, todo ello según el correspondiente convenio que desarrolle el presente protocolo. El seguimiento corresponderá a una comisión mixta con la presencia de ambas administraciones.

La declaración de estas obligaciones de servicio público garantizará la sostenibilidad y regularidad de dos enlaces fundamentales para Extremadura, mejorando la conectividad de la región con los dos grandes aeropuertos españoles y con la amplia red de destinos ofrecidos a través de los mismos.

Las condiciones concretas bajo las que se desarrollarán los servicios serán fijadas por un acuerdo de que se encuentra actualmente en tramitación e incluirá 11 vuelos de ida y vuelta semanales entre Badajoz y Madrid (2 frecuencias al día de lunes a viernes y una frecuencia diaria los domingos) y 4 vuelos de ida y vuelta semanales entre Badajoz y Barcelona.

La Junta de Extremadura aportará hasta 3,5 millones de euros al año para cubrir las necesidades financieras de estos servicios.

Mediante este modelo de colaboración, el promueve la cooperación con los gobiernos regionales y mantiene su compromiso con la movilidad y conectividad de todos los ciudadanos.