Un año más, siguen los recortes en las prestaciones por desempleo. Y tampoco apuestan por impulsar las políticas activas de empleo. Así analiza , secretario de Empleo y Relaciones Laborales, los presupuestos que califica de “antisociales”.

Recortes a todos los niveles para las personas que no encuentran trabajo. Los PGE de 2018 traen menos protección para los desempleados con un recorte general de la partida presupuestaria del 3,4%. Unos recortes que para el secretario de Empleo y Relaciones Laborales suponen “una merma para la búsqueda de nuevas oportunidades y para la empleabilidad” de los parados.

Toni Ferrer destaca que más de la mitad de lo presupuestado en políticas activas de empleo está destinado no a planes de formación o a mejorar la cualificación que el mercado laboral exige, sino que se dirige a ayudar a empresas y a reducciones de cuota en las cotizaciones de la Seguridad Social. Es por ello que, para Ferrer, se trata de unos PGE “antisociales”.

Frente a la tijera en las partidas destinadas a luchar contra el paro, los presupuestos alternativos que propone el PSOE apuestan “decididamente” por las políticas activas de empleo y plantean un plan de infraestructuras territorial, planes de empleo y formación o la mejora de la Garantía Juvenil. Y, sobre todo, recuperar lo que ha recortado el gobierno del PP: la protección por desempleo, retomando el subsidio para los mayores de 52 años e itinerarios de inserción y de protección social para los parados de larga duración.