El secretario de Empleo y Relaciones Laborales, Toni Ferrer, señala que los datos de paro registrado en el mes de julio son positivos -porque se produce una subida de empleo y un descenso del desempleo-, aunque obedece fundamentalmente a la pauta estacional del periodo vacacional.

Subraya sin embargo que “el empleo que se crea sigue generando una situación de desigualdad y de precariedad, pues 6 de cada 10 personas desempleadas son mujeres, 9 de cada 10 contratos son de carácter temporal y más de un tercio de ellos son a tiempo parcial. Además, más de 1.400.000 personas desempleadas no tienen ningún tipo de prestación o subsidio”.

Por ello, añade, “las pautas o prioridades a seguir son: impulsar planes de choque de políticas activas de empleo para los jóvenes, las mujeres y los parados de larga duración; abrir claramente la lucha contra la precariedad en el empleo, en la línea que marca el Plan director por un trabajo digno que se ha aprobado, buscando la fórmula para eliminar la temporalidad injustificada y la parcialidad abusiva; y ampliar la protección al desempleo de los parados de larga duración y personas mayores de 52 años”. “Esta búsqueda de trabajo digno, con buenos empleos y salarios decentes, debe contribuir a mejorar las cuentas de la Seguridad Social y, por lo tanto, su sostenibilidad financiera”, concluyó.