El objetivo del acuerdo es favorecer la reactivación del crédito a microempresas, pequeñas y medianas empresas, un sector que supone el 99,88% del tejido empresarial y que desempeña un papel clave en la generación de empleo y riqueza en la economía española. En conjunto, las entidades asociadas a la AEB y a la CECA se comprometen a poner a disposición de las pymes al menos 10.000 millones de euros adicionales de crédito respecto a lo concedido en 2012, con especial atención a la financiación de circulante y nuevos proyectos de inversión.

También se estipula la creación de una Comisión de Seguimiento y Coordinación con el objetivo de poner en marcha las acciones necesarias para la ejecución del acuerdo, así como para realizar seguimiento de la consecución de los objetivos del mismo. Esta comisión estará formada por un representante del Ministerio de Economía y Competitividad, que también la presidirá, un representante del , y un representante de cada patronal bancaria.

Este nuevo compromiso financiero para impulsar la financiación a pymes, incluido en la Estrategia Española de Política Económica para 2013, refuerza la apuesta del Gobierno por favorecer la financiación a los sectores productivos. Dentro de este esfuerzo se enmarca también el intenso saneamiento llevado a cabo del sector financiero, las medidas destinadas a favorecer la financiación no bancaria de empresas y el refuerzo de las líneas ICO, que cuentan con una dotación de 22.000 millones para este ejercicio.