​El proyecto normativo que se va a tramitar posibilitará el uso del inglés o del español como idioma único cuando los escenarios operativos así lo aconsejen.

El objetivo final es reforzar las condiciones de seguridad en los aeropuertos españoles en los que es necesario aplicar el Reglamento comunitario, que son los de mayor componente de tráfico internacional: Adolfo Suarez Madrid-Barajas, -, -El Prat, Gran Canaria, Málaga-, y Tenerife Sur-.

Esta propuesta cuenta con el apoyo de los colectivos de controladores aéreos y pilotos y será concretada en los estudios de seguridad que, hasta finales de este año y atendiendo al contenido del Reglamento comunitario, se realizarán entre Fomento, a través de la , ENAIRE, y la Dirección General de Aviación Civil y el sector.