La nueva autovía A-54 es un eje de gran importancia para la vertebración de la interior y permitirá unir Lugo con Santiago de Compostela mediante una vía de alta capacidad, mejorando la seguridad, comodidad y tiempos de recorrido de los tráficos de largo, medio y corto recorrido.

El tramo de autovía discurre al sur de la carretera N-547, con un trazado sensiblemente paralelo a ella. La nueva autovía permitirá, además, mejorar sensiblemente la seguridad vial de la actual N-547, tanto rodada como peatonal, donde actualmente hay importantes tránsitos de peregrinos del Camino de Santiago, eliminándose además la travesía de Melide.

Con el inicio de las obras de este tramo, todo el trazado de la autovía A-54 se encuentra bien en servicio (tramos entre Lugo y Palas de Rei y Lavacolla-Santiago), o en obras (tramos entre Palas de Rei y Lavacolla), lo que demuestra el compromiso del con esta infraestructura.

La inversión total de la actuación asciende a 103 millones de euros, incluyendo los presupuestos de las asistencias técnicas de redacción de proyecto, control y vigilancia de las obras y el importe estimado de las expropiaciones.

Características técnicas

La longitud del nuevo tramo de autovía es de 16,38 kilómetros. Se inicia en Melide, conectando en el enlace de Melide Sur con el tramo en obras de la A-54 entre Palas de Rei y Melide, y finaliza en el enlace de Arzúa Oeste, donde entronca con el tramo también en ejecución entre Arzúa y Lavacolla.

Constará de dos calzadas separadas de dos carriles de 3,5 metros cada una, arcenes exteriores de 2,50 metros e interiores de 1 metro, y mediana de 9 metros de ancho.

En la traza se proyectan cuatro enlaces:

  • Enlace Melide Sur con la carretera autonómica AC-840.
  • Enlace Santiso con la carretera CP-4603.
  • Enlace Arzúa Sur con la carretera AC-905.
  • Enlace Arzúa Oeste con la carretera N-547.

A lo largo del trazado se proyectan un total de 19 estructuras. Se han diseñado 8 viaductos sobre los ríos: Brandeso, Iso, Boente, Catasol, Ladrón, , Fontesagrada y Cabazás. Se proyectan además 11 pasos superiores y 9 pasos inferiores.

Integración ambiental

Los trabajos de integración ambiental incluyen diversas medidas protectoras y correctoras en relación con los suelos, las aguas y el sistema hidrológico, el aire, la fauna y flora y la gestión de residuos, así como las labores de control y seguimiento ambiental y de integración paisajística a través de la revegetación de las superficies de obra. Dos de los pasos inferiores proyectados son específicos para anfibios.

Ministerio de Fomento

Se han proyectado muros de acompañamiento de escollera en los estribos de las estructuras, con objeto de mejorar la integración ambiental de los elementos estructurales.

Asimismo, desde el punto de vista del patrimonio cultural, se han cumplimentado las prescripciones impuestas en fase de proyecto por la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia.

Todo ello, siguiendo además las indicaciones de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) al respecto.