Insta a Sánchez a entregar a Torra el documento de la sentencia por la que ha sido condenado e inhabilitado por desobediencia, durante la reunión que va a mantener con él en Barcelona, “para que se entere de que no puede seguir siendo presidente de la Generalitat”.

“En vez de firmar un cheque en blanco a Torra para que siga insultando a la Justicia y reconocerle como el legítimo presidente de la Generalitat, que Sánchez le haga saber que el TSJC le ha sentenciado como alguien que no debe seguir un minuto más al frente de la Generalitat”, afirma.

Denuncia que “Sánchez está pagando el precio de su investidura y cumpliendo sus compromisos con Torra y Bildu mientras obvia sus compromisos con los españoles”.

“Si el presidente del Gobierno respeta la Justicia, a los jueces, el ordenamiento jurídico; se respeta a sí mismo y al país que representa, debería hacerle entrega de esta sentencia”, asevera.

Pregunta a Sánchez si se reuniría con algún presidente autonómico que hubiera sido inhabilitado y condenado y asegura que si lo va a hacer con Torra es por la “razón espuria de que le necesita para seguir en el sillón de Moncloa”.

Afirma que lo fundamental es decir a Sánchez que “ninguna cortina de humo va a tapar que ha nombrado a la número cinco del PSOE por como fiscal general del Estado”.

Critica que, en la entrevista de ayer, Sánchez se refiriera a como una persona “independiente” cuando ha ido en las listas del PSOE y ha intervenido en mítines del PSOE. “Ninguna cortina de humo va a tapar eso y el hecho de que se va a reunir con un condenado”, reitera.

Asegura que, en este momento, “la Fiscal General, diputada número cinco del PSOE, es una pieza fundamental para que Sánchez cumpla sus compromisos de que la Fiscalía sirva a Torra y a Junqueras y no a España”.

Subraya que “el PP lleva mucho tiempo defendiendo la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos” y asegura que “al PSOE le molesta que los padres sean libres para elegir la educación que quieren para sus hijos”.

“Los ministros deben ser conscientes de que los españoles también quieren poder elegir como ellos el centro al que llevan a sus hijos para que sean educados”.