Durante el acto, ha señalado que las ciudades se han convertido, en muchos casos, en motor de nuestra economía, pero también pueden ser generadoras de grandes desafíos en términos de sostenibilidad ambiental y de inclusión social.

Impulso a la sostenibilidad urbana

Asimismo, García Tejerina ha asegurado que las ciudades tienen mucho que aportar a la solución de la lucha contra el cambio climático. Para ello, el Ministerio impulsa la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, como marco idóneo para situar a las ciudades en el centro de las políticas de sostenibilidad.

Según ha detallado, esta ley incentivará el potencial de mitigación que existe en las ciudades y permitirá analizar los impactos que les afectan y su vulnerabilidad, para tomar las medidas más oportunas para su adaptación.

Al mismo tiempo, la ministra ha recalcado que España, a través del Plan Aire II del Gobierno y los planes de calidad del aire de los ayuntamientos, está aplicando las medidas oportunas para garantizar unos niveles de calidad del aire adecuados para la salud de los ciudadanos y conservar nuestro entorno.

Reciclado de residuos

En relación con la gestión de los residuos urbanos, García Tejerina ha mostrado la voluntad del Gobierno de impulsar políticas que mejoren la cantidad y calidad del reciclado de nuestros residuos, para lo que ha diseñado una batería de medidas que nos van a permitir cumplir con nuestros compromisos europeos.

De esta forma, ya se ha publicado el Real Decreto sobre reducción de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores, que contempla las medidas más exigentes que la Directiva europea ofrece para luchar contra la generación de este tipo de residuos.

Esta norma contempla campañas de información sobre los lugares donde depositar los residuos y sobre los efectos nocivos de abandonar los plásticos en la naturaleza. Para la ministra, “conseguir resultados efectivos, ambiciosos en materia medioambiental, requiere de una sociedad comprometida, que reconozca la necesidad de introducir cambios en nuestras acciones y comportamientos, tanto de manera individual como colectiva”.

También en el ámbito de los residuos, García Tejerina ha avanzado que el Gobierno aprobará en los próximos meses la Estrategia Española de Economía Circular, que completará a escala nacional la Estrategia europea e irá acompañada de un primer Plan de Acción, con más de 70 medidas y un presupuesto superior a los 830 millones de euros entre 2018 y 2020.

incluirá una Hoja de Ruta para los residuos plásticos en España, a través de la cual el Gobierno impulsará líneas prioritarias de actuación para luchar contra la contaminación de los plásticos en la naturaleza.

Y en relación con la gestión del agua, García Tejerina ha precisado que el Gobierno puso en marcha en 2014 el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia (Plan CRECE) que garantiza inversiones de cerca de 1.200 millones de euros en 2020 en materia de depuración y saneamiento de aguas, para ayudar a las entidades locales a que cumplan en materia de agua.

Ciudades inteligentes

Por otra parte, la ministra se ha referido a las oportunidades que generarán para las ciudades y la gestión del medio ambiente, las nuevas herramientas tecnológicas, “que nos ofrecen soluciones innovadoras y sostenibles”. En este ámbito, el Gobierno lanzó en 2015 el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes, y como continuación, aprobó en 2017 la “Estrategia Nacional de Territorios Inteligentes que integra a los núcleos urbanos”.

Esta Estrategia impulsa la aplicación de las tecnologías de la información y de la comunicación al funcionamiento de las ciudades, el turismo, las zonas rurales o los servicios públicos.

La ministra ha subrayado la necesidad de trabajar para que las ciudades se conviertan en espacios de convivencia y ofrezcan una buena calidad de vida a los ciudadanos, combinando innovación y sostenibilidad en sus vertientes social, económica y ambiental.

En este sentido, García Tejerina ha apuntado que muchas ciudades españolas son ya un referente de sostenibilidad, como la ciudad de -Gasteiz, que fue galardonada en 2012 con el Premio Capital Verde Europea, y 1.817 ciudades y municipios españoles se han adherido al pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía.