En su intervención, García Tejerina ha comentado que España cuenta con el mejor dispositivo en materia de extinción de incendios de , como así reconoció ayer mismo . En estos días, el Gobierno ha triplicado su capacidad de descarga de agua respecto a lo que es habitual en estas fechas. No obstante, la ministra ha apuntado que “estamos preparados para los incendios, no para los incendiarios”. “No se trata de un problema de falta de medios, sino de criminalidad”, ha añadido.

Asimismo, la ministra ha señalado que el Gobierno colaboró, desde el momento en que se solicitó su ayuda, con las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, y Castilla y León, con todos los medios materiales y humanos para extinguir cuanto antes los incendios. “Hemos estado en la prevención y en la extinción, y estaremos ayudando en la restauración de los daños”, ha subrayado.

En todo caso, García Tejerina ha aclarado que los medios de extinción no se han enfrentado estos días a una descontrolada propagación de incendios forestales, sino a múltiples conatos “dolosamente provocados”, con mucha intención y conocimiento de lo que se hacía para causar mucho daño.

A este respecto, la ministra ha hecho un llamamiento a la sociedad para que “seamos absolutamente intolerantes con este tipo de criminalidad”. En este sentido, se trabaja intensamente para identificar y detener a los criminales “que tanto daño han provocado”.

Política forestal del Gobierno

Por otra parte, García Tejerina ha afirmado que el Gobierno ha mejorado en los últimos años las condiciones laborales de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), incrementando su tiempo de trabajo y destinándolas a labores de prevención.

Entre otras medidas, la ministra ha mencionado el aumento del presupuesto para extinción en casi un 20% en relación con 2011, el incremento de los medios materiales y personales, y la incorporación de nuevas tecnologías para la extinción, además del apoyo a las labores de restauración forestal.

Al mismo tiempo, García Tejerina ha puntualizado que el Gobierno realiza una verdadera política forestal, con la aprobación del Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal, en la pasada Legislatura, y del Plan de Actuación Forestal, que contempla la elaboración de una Estrategia Nacional de Prevención de los incendios forestales.

Además, García Tejerina ha recordado que el Ejecutivo ha endurecido la legislación para combatir los delitos relacionados con el fuego, con la ampliación de las penas, el establecimiento de una repercusión económica del daño, o la consideración de delito medioambiental si hay un daño importante al medio ambiente.