Un desafío, ha señalado la ministra, para el que se están empleando todas las medidas y recursos posibles con objeto de impulsar un medio rural dinámico, moderno y con empleos de alto valor.

García Tejerina, que ha respondido en el a una interpelación del Grupo Parlamentario Ciudadanos sobre el proceso de despoblación, ha expuesto la Estrategia del Gobierno para afrontar este reto, mediante múltiples iniciativas que contemplan el envejecimiento de la población, la natalidad, la fijación de la población en el medio rural y, consecuentemente, la atención a jóvenes y mujeres, sectores prioritarios en ese ámbito rural.

Estrategia nacional frente al reto demográfico

Entre esas iniciativas, García Tejerina ha destacado la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico que prepara el Gobierno, con un enfoque multisectorial para frenar el abandono del medio rural, que se presentará en breve, y en la que trabaja el Comisionado frente al Reto Demográfico dependiente de Vicepresidencia del Gobierno, junto con distintos Ministerios.

Una Estrategia que contempla medidas para afrontar el envejecimiento de la población, para favorecer la natalidad o para frenar la despoblación en determinadas zonas con medidas concretas para fijar y atraer habitantes a esos lugares.

Transformación digital

En esa línea ha resaltado la apuesta del Gobierno por la transformación digital en España, y en especial en el medio rural, ya que supone una gran oportunidad en términos de mejora de calidad de vida y de oportunidades para que mujeres y jóvenes quieran vivir en el medio rural. Por ello se considera prioritario que la fibra óptica llegue a todos los lugares de España, ya que beneficiará la implantación de actividades económicas nuevas.

También se impulsa, ha señalado la ministra, que la conexión de Internet llegue a zonas despobladas y remotas, para lo que se convocaron ya el pasado año, ayudas por un valor superior a los 100 millones de euros para el Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación y se aprobó un nuevo programa de ayudas directas para la contratación de servicios de banda ancha de alta velocidad, para personas, emprendedores, asociaciones o ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes.

Unas iniciativas que se unen al nuevo Plan de Territorios Inteligentes 2017-2020, que incluye la creación e impulso de “territorios rurales inteligentes”, para ayudar a los municipios a mejorar la prestación de servicios y también el rendimiento de sus sectores productivos a través de soluciones tecnológicas.

Sectores decisivos en la despoblación: mujeres y jóvenes

La ministra ha hecho hincapié en las medidas que adopta el Gobierno para prestar especial atención a mujeres y jóvenes, ya que se consideran prioritarios para hacer frente a la despoblación. Para ello ha recordado que se han concedido ayudas por un importe de 100 millones de euros a las Entidades Locales, para la inserción laboral de jóvenes, mediante el desarrollo de programas para su integración sostenible en el mercado laboral.

Además, ha señalado García Tejerina, el Ministerio trabaja con todos los agentes sectoriales y las administraciones implicadas, en una Estrategia de Modernización y Diversificación Rural, con las mujeres y los jóvenes como eje central, cuyo objetivo fundamental es atenuar el marcado proceso de envejecimiento que están viviendo ciertas regiones de España.

, ha explicado la ministra, cuyo primer borrador se hizo público en julio del año pasado, incluye medidas como el “Paquete Joven”, destinado a favorecer la incorporación de los jóvenes a la actividad agroalimentaria y forestal, o el impulso de la “Innovación y la Digitalización”, como elementos esenciales para favorecer el emprendimiento y el desarrollo de actividad económica en el medio rural, y en especial, en los sectores agroalimentario y forestal.

También contempla, ha añadido García Tejerina, iniciativas para impulsar la formación y cualificación de los trabajadores profesionales, para permitir un óptimo aprovechamiento de estas tecnologías en aquellos sectores, como el agrario, más tradicionales y con empresas más pequeñas.

Junto a esta Estrategia, la ministra ha destacado el Plan para la promoción de las mujeres del Medio Rural que el Ministerio está poniendo en marcha; el papel de la Red Rural, integrada en el Ministerio e inmersa en resaltar el valor del medio rural y sus habitantes, así como la próxima Estrategia Nacional de Regadíos que incluirá entre los criterios que permitan priorizar las inversiones o el Plan de Actuación Forestal, cuya versión final está acabando de concretarse con las comunidades autónomas, y que prevé un eje de medidas de impulso a la gestión forestal como herramienta para la lucha contra el despoblamiento y el abandono del medio rural.

Evolución del sector agrario

El Gobierno, ha subrayado la ministra, comparte la preocupación por nuestro campo y por mantener una economía rural viva en todo nuestro territorio, dando la importancia que se merece a la actividad agraria, ya que hoy la agricultura crea más riqueza y oportunidades en esas zonas.

A este respecto ha destacado algunos indicadores que avalan la evolución positiva en estos años, como el hecho de que el sector agroalimentario haya pasado a representar el 10% del , cuando al comienzo de la décima Legislatura suponía un 8%. También la producción de la rama agraria en 2017 alcanzó con record histórico con 49.192 millones de euros, mientras que las ventas netas de producto de la industria de la alimentación y bebidas ascendía a casi 100.000 millones de euros, ocupando a 362.955 personas.

Y junto a estos datos, las cifras de las exportaciones que aumentaron un 60% con respecto a 2011, situándose por primera vez por encima de los 50.000 millones de euros anuales. Un incremento que también se ha apreciado en la renta agraria que ha subido in 28%, con un valor cercano a los 28.000 millones de euros.

Unos resultados, ha apuntado García Tejerina, que se deben al valioso esfuerzo del sector agroalimentario español, y al apoyo del Gobierno, no sólo por las políticas implementadas, sino también por la confianza y el orgullo que sentimos hacia nuestros sector agroalimentario y hacia nuestro medio rural.