​Isabel García Tejerina hacía estas manifestaciones a la entrada del y Pesca de , que se celebra en . En declaraciones a los medios, la ministra ha apuntado que va a trasladar a la Comisión la preocupación de España sobre el futuro de la PAC, ya que en cuatro de los cinco escenarios presentados en el documento de reflexión de la Comisión se plantea la cofinanciación, “algo a lo que España se opone frontalmente”.

En este sentido, García Tejerina ha indicado que, a pesar de que se trata de una reforma a aplicar en la próxima década, se debe comenzar a trabajar ya en el rechazo a esa cofinanciación y en la necesidad de defender un presupuesto importante para “una política que vertebra , que hace de Europa la principal potencia exportadora de alimentos y que debe dar estabilidad a los agricultores”.

En relación a la consulta pública sobre a la reforma de la PAC, García Tejerina ha puesto en valor el proceso participativo de la Comisión, ya que se ha producido una participación muy importante. De esta consulta, la ministra ha destacado la consideración que hacen los ciudadanos de que la PAC es una de las grandes políticas europeas, y que el sector alimentario, el medio rural y su despoblamiento preocupan en Europa.

Stocks de pesca

Sobre la comunicación que la Comisión Europea va a presentar sobre el estado de los stocks de pesca, García Tejerina ha asegurado que planteará en el Consejo que “las especies que se están recuperando deben tener un reconocimiento expreso como tal”.

Para la ministra, el trabajo realizado en el marco de la política pesquera común y el esfuerzo realizado por los pescadores europeos para la recuperación de las especies debe quedar plasmado en la comunicación de la Comisión y, sobre todo, en la asignación final de los totales admisibles de capturas (TAC) que se aprueben en el mes de diciembre.

En este sentido, García Tejerina ha destacado la política pesquera llevada a cabo en España, basada en unos controles rigurosos y en disponer de la mejor información científica, “para dar así las mayores posibilidades a nuestros pescadores”.

En todo caso, la ministra ha recalcado que España persigue el objetivo irrenunciable de alcanzar el rendimiento máximo sostenible sin afectar a los stocks, pero que eso se pueda alcanzar, si las condiciones lo requieren, en el año 2020. Para ello, el ha comenzado a trabajar con la Comisión, apoyándose también en informes socioeconómicos como en años anteriores, “y que nos ha dado como resultado un aumento importante sobre la propuesta de la Comisión de las posibilidades finales de capturas”.

En relación con las especies de estrangulamiento, García Tejerina se ha referido a un reciente encuentro con el comisario de Pesca, , donde una de las prioridades de España era la necesidad de flexibilizar y dar la interpretación más favorable a los reglamentos, o incluso, modificarlos.

De lo contrario, la ministra entiende que nos podemos encontrar con que, como consecuencia de las capturas de especies accesorias, se pueda tener que paralizar la flota para las capturas principales.

También ha recordado que España fue quien introdujo las flexibilidades en la reforma de la Política Común Pesquera, “y el resto de los países se va dando cuenta de que ni siquiera estas flexibilidades van a ser suficientes para un normal funcionamiento de la pesca”.

A este respecto, ha añadido, la Comisión se ha comprometido a presentar un documento en los meses de septiembre y octubre, y a partir de ahí España analizará la oferta y valorará si es suficiente. De no ser así, “seguiremos pidiendo un nuevo margen de maniobra”, porque una de las principales preocupaciones españolas es que en 2019 las especies de estrangulamiento no provoquen la parada de la flota para las especies principales.