El coordinador federal abre junto a las Jornadas Municipalistas de Izquierda Unida que se desarrollan en , desde las que afirma que sus cargos públicos “son el mejor camino para enfrentarse al contrapoder” como demuestra que “había sectores políticos que nos veían con desconfianza, pero han reconocido que el capital político de IU es indispensable e imprescindible para avanzar”

El coordinador federal de Izquierda Unida, , ha hecho hoy un llamamiento para “fortalecer IU y a sus cuadros municipales” para poder “desafiar mejor la sistemática obstrucción del PP y de (UE) a los ayuntamientos”. Garzón entiende que ante la “nueva fase política” que se ha abierto, cuyas características detalló posteriormente con más amplitud, debe “impulsarse el trabajo desde abajo en los ayuntamientos, calmado, estratégico, para contribuir así desde la propia perspectiva de Izquierda Unida a construir una sociedad diferente”.

El máximo responsable federal de IU hizo esta valoración al presentar las Jornadas Municipalistas de esta formación que se durante todo el día de hoy se desarrollan en su sede de Madrid, con la presencia de cerca de 150 representantes de corporaciones locales de todos los territorios del Estado. Hizo esta presentación de forma conjunta con Rosa Pérez, responsable federal de Política Municipal, que avisó de que el PP, con la contribución previa del PSOE, “dejó las cosas atadas y bien atadas en cuanto a la privatización de los servicios públicos municipales”, pero también en la “amortización de los puestos de trabajo” que los realizaban y en la imposición de normas “como la ‘ley Montoro’ para dificultar el avance de lo público en los ayuntamientos”.

Garzón recalcó la importancia de hacer estas jornadas en este momento por un doble motivo “por encontrarnos en el ecuador de la legislatura municipal y, además, porque se cumple un año de la entrada de la nueva dirección federal. La próxima semana rendiremos cuentas del trabajo hecho y de su evolución en estos 12 meses en la ”, un trabajo del que dijo que “tiene un saldo positivo, con algunas cosas mejorables, entre las que está avanzar en la coordinación entre el federal y el trabajo que se hace desde el ámbito municipal”.

El coordinador federal aseguró que el “trabajo municipal es fundamental” tanto para el conjunto de la ciudadanía “como para Izquierda Unida”, mucho más en estos momentos frente a la “obsesión de Montoro y de la Unión Europea para limitar el margen de acción de las comunidades autónomas pero, especialmente, de los ayuntamientos”.

“Este trabajo -dijo- resulta imprescindible para conquistar, construir y aumentar la base social desde los ayuntamientos, pero no sólo desde el trabajo institucional”.

Enumeró los principales obstáculos a los que hay que enfrentarse “que no sólo es Montoro o las políticas impuestas por el PP”, sino a lo que tiene que ver con esa “nueva fase política” de la que habló, “con un entorno cultural crecientemente conservador”.

Alberto Garzón constató que un “creciente sector de la sociedad está asimilando el discurso del PP de que estamos saliendo de la crisis. Hay un giro conservador de la ciudadanía en su percepción de la situación económica, junto a un mayor conservadurismo en sus apreciaciones políticas”, que se refleja gráficamente en datos como el del último sondeo del CIS sobre preocupaciones de la sociedad.

Indicó con vehemencia que pese a este cambio de percepción “la crisis sigue estando ahí”, por lo que es más necesario que nunca “el trabajo clásico de Izquierda Unida, frente a las políticas de las ocurrencias o de los meros gestos comunicativos”.

Garzón apostilló que “hemos sabido enfrentarnos tanto a la privatización de lo público como a la corrupción. Lo hemos hecho demostrando que era difícil ganar, pero sabiendo movilizar a la gente para construir una sociedad diferente”

Insistió en la idea de “fortalecer IU para así estar en las mejores condiciones de desafiar las políticas del PP que obstruyen la capacidad de los ayuntamientos para facilitar políticas que beneficien a la gente”.

El coordinador federal se felicitó por el hecho de que la “alianza electoral ha sido positiva, está en construcción, pero hay que marcar el camino y debemos perfilarla y ajustarla para que pueda mejorar y avanzar”.

En esta misma línea, a los cargos públicos municipales que participan en estas jornadas que “los cuadros de IU son el mejor camino para enfrentarse al contrapoder”, lo que se ha demostrado en hechos concretos como que “había sectores políticos que nos veían con desconfianza, pero han reconocido que el capital político de IU es indispensable e imprescindible para avanzar”.

“Izquierda Unida -resumió- es la que mejor ha acertado en poner el foco en los problemas a los que nos enfrentamos”. Llamó también a “hegemonizar el resto de espacios, sin imponer nada, pero sí demostrando que la política de Izquierda Unida es la que finalmente se convierte en referencia”.

Por su parte, Rosa Pérez destacó la “remunicipalización de servicios” como uno de los principales ejes que abordar en las miles de corporaciones locales en las que está presente IU. De igual forma, apostó por avanzar en la “estrategia política de confluencia social y política” de cara a los comicios municipales y autonómicos de 2019, algo para lo que, previamente, hay que seguir luchando por “la igualdad, por mejorar la participación ciudadana en lo local y por conseguir progresos en ampliar la cultura democrática” desde este ámbito.