El portavoz parlamentario y coordinador federal de Izquierda Unida apunta que “ha llegado la hora” de que se tome en consideración una iniciativa así frente a la actual “involución a nivel político y judicial contra este derecho fundamental”, además de la urgente necesidad de “acabar con la presente ambigüedad jurídica, utilizada para coartar la libertad de expresión y la crítica política”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, , defenderá mañan martes en el Pleno del Congreso la toma en consideración de la proposición de ley orgánica que impulsa y ha elaborado esta formación dentro del grupo confederal para derogar y modificar determinados artículos del Código Penal para proteger la libertad de expresión. Garzón entiende que “ha llegado la hora” y marca como objetivo prioritario de la propuesta “homologar” ese mismo Código Penal “a la normativa internacional y a la jurisprudencia mostrada por el (TEDH)”.

El máximo responsable de IU apunta que conseguir que salga adelante esta ‘Proposición de Ley Orgánica de reforma de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal para la protección de la libertad de expresión’ es “fundamental” frente a la existencia de una “involución a nivel político y judicial contra este derecho fundamental”, además de la urgente necesidad de “acabar con la actual ambigüedad jurídica, utilizada para coartar la libertad de expresión y la crítica política”.

Izquierda Unida registró esta iniciativa en marzo pasado, precisamente la semana en que el TEDH condenó al Estado español a indemnizar a dos jóvenes condenados a sendas penas de 15 meses de prisión por quemar una foto de los reyes en 2008, algo que el tribunal europeo considera ahora un mero ejercicio de la libertad de expresión. Además, en de este mismo contexto se debatía entonces sobre los casos de los raperos y -condenados por el por enaltecimiento del terrorismo- y la tuitera Cassandra, finalmente absuelta de un delito de humillación a las víctimas.

Alberto Garzón entiende que la iniciativa parlamentaria que defenderá busca ser el mecanismo necesario para corregir estas situaciones y “ajustar nuestra normativa” a las leyes y el nivel de derechos de los países de nuestro entorno.

En ese sentido, la proposición de ley orgánica plantea derogar los artículos 490.3, 491, 504, 525 y 543 del Código Penal, que considera “anacrónicos y obsoletos”. Estos artículos buscan, entre otras cuestiones, castigar las supuestas ofensas a los sentimientos religiosos, las injurias a la Corona, a la patria e instituciones o el enaltecimiento del terrorismo.

El coordinador federal de IU estima que “hay que frenar la ambigüedad” en la interpretación de estos artículos. Denuncia que ésta lleva a que “con las mismas leyes se pueda ser condenado o no dependiendo del juzgado donde caigas”.

Alerta también de que además de que se puedan imponer “condenas desproporcionadas” a raperos, artistas o tuiteros, como ocurre desde hace meses, estas actuaciones judiciales provocan también la “autocensura y el miedo a plantear una crítica política”.

Garzón tacha de “inadmisible” el caso concreto del artículo 578, relativo al enaltecimiento del terrorismo -surgido de un pacto entre PSOE y PP hace 17 años-, porque “realmente se emplea para coartar la libertad de expresión”, como denuncian también distintas organizaciones de Derechos Humanos, entre ellas Amnistía Internacional, que hasta comienzos de este año contabilizaba hasta 70 condenados a través del mismo.

Este delito se introdujo cuando estaba en plena actividad, aunque su aplicación se hizo más intensa precisamente a partir de 2011, año en que la banda terrorista dejó su actividad armada.

Para hacerle frente, el contenido de la proposición de ley a debate en el Congreso expone con claridad que derogar este artículo “no supone ningún tipo de desprotección respecto de este colectivo en lo concerniente a las conductas tendentes a vejar o menoscabar su dignidad”.

Para ello, el texto elaborado por IU plantea reformar “el agravante 4º del artículo 22, al introducir entre los colectivos protegidos en este punto al de víctimas del terrorismo”. Además, ante cualquier conducta vejatoria o humillante a las víctimas ya existe para su protección el delito de injurias.

Ese apartado 4º del artículo 22 queda redactado de la siguiente forma: ‘Cometer el delito por motivos racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad, o por razón de ser víctima del terrorismo’.

Garzón confía en que la propuesta salga adelante y considera que “sería bueno que el PSOE se sume a nuestra iniciativa, que es coherente con los principios, los valores y lo que opinan mayoritariamente sus bases”.

Dado que la proposición de ley impulsada por IU fue registrada en marzo, algunos de los cambios que plantea fueron incluidos a posteriori en el pacto presupuestario alcanzado hace dos semanas entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, con un compromiso para revisar el Código Penal y eliminar la ‘hiperregulación’ de determinadas acciones.