La ministra ha hecho hincapié en que estos Presupuestos constituyen una demostración del compromiso inquebrantable del Gobierno con la igualdad y la lucha contra el machismo. Se trata del mayor presupuesto de la historia para luchar contra la violencia de género, con una cifra histórica de 408 millones de euros en 2018 y otros 120 millones de euros que desde el Ministerio se transferirán a las comunidades autónomas y las entidades locales.

En relación a los 120 millones del Pacto de Estado, la ministra ha explicado que estos siempre han estado en los Presupuestos del 2018 pero que han sido otros grupos políticos los que han cuestionado el cumplimento por parte de las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos si la financiación no era finalista. “Este Gobierno siempre ha confiado en el Estado de las autonomías. Estábamos convencidos que iban a cumplir ampliamente los compromisos que adquirieron con el Pacto de Estado”, ha dicho.

En este aspecto ha pedido que no sea solo el Gobierno el que arrime el hombro en la lucha contra la violencia de género, sino que también lo hagan las comunidades autónomas porque “ahora las comunidades tendrán dos instrumentos para luchar contra la violencia de género: el incremento de la financiación autonómica (4.234 millones de euros) y los 120 millones de euros de incremento de la enmienda”. En este sentido, ha exigido a la Comisión de Seguimiento del Pacto de Estado que no solo controle al Gobierno, sino también el cumplimento por parte de las comunidades autónomas.

La ministra ha pedido a los grupos, especialmente al y a Podemos, que apoyen los Presupuestos Generales del Estado del 2018 porque el dinero para luchar contra la violencia de género solo será una realidad cuando se aprueben: “Pido que arrimen el hombro los grupos políticos porque ni en su mejores sueños era imaginable un presupuesto así en la lucha contra la violencia de género”.

En cuanto a la Delegación del , la ministra ha recordado que se incrementa su presupuesto más de un 24%, 39.5 millones de euros que van a servir para llevar a cabo medidas concretas de prevención, sensibilización, protección y de asistencia social para erradicar esta lacra.

Ha querido terminar recordando que no hay excusa para votar no a estos Presupuestos, “que son los más sociales de la historia de España y los más altos para luchar contra la violencia de género”.

Unos Presupuestos pensados en las personas

Durante su intervención, Dolors Montserrat ha definido estos Presupuestos como los más sociales de la historia, pensados para las personas, las familias y la preservación del Estado de Bienestar. Con estos Presupuestos, ha añadido, “vamos a devolver a las familias españolas sus esfuerzos, porque gracias a ellas y a las políticas reformistas del Gobierno hemos salido de una de las peores crisis económicas que recordamos”.

En este sentido, el , cuenta con más de 2.200 millones de euros (1.900 para la y 380 para la ) para, entre otras cosas, ayudar y proteger a las familias, avanzar en la igualdad de oportunidades, favorecer la conciliación y la corresponsabilidad de nuestros hijos y mayores, la dependencia y promover la salud.

En cuanto al apoyo y protección de las familias, la ministra ha explicado las nuevas medidas fiscales y las ayudas económicas y sociales a las que tendrán acceso especialmente las familias más vulnerables. Contarán con un incremento de 600 euros anuales más por cada hijo en la deducción de familia numerosa o una nueva deducción de 1.200 euros anuales por cónyuge con discapacidad. Ha explicado también el programa de compra de alimentos para familias con mayor necesidad al que se han destinado casi 100 millones de euros o el programa de lucha contra la pobreza infantil que, unido al Plan Concertado, dedicará 100 millones de euros a reforzar las ayudas sociales -que han ayudado a más de 130.000 familias españolas-.

En cuanto al Imserso , Dolors Montserrat ha destacado el presupuesto total para este año que asciende a 4.170 millones de euros, 129,3 millones de euros más que el año 2017 (500 millones más en los últimos cinco años).

La ministra ha destacado el compromiso de este gobierno con nuestros mayores, por lo que ha explicado que desde el Ministerio se está impulsando, en colaboración con el , una Estrategia Nacional para su buen trato y para un Envejecimiento Activo, cuyo objetivo es aumentar el bienestar, la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores. En esta línea, el programa de turismo social y termalismo contará en 2018 con 105,6 millones de euros, para seguir mejorando el envejecimiento activo y para seguir contribuyendo al mantenimiento del empleo en el sector turístico durante la temporada baja, y con ello, ayudar a paliar la estacionalidad en este sector.

El compromiso de este Gobierno con el Sistema de a la Dependencia y en garantizar una vejez digna es una prioridad, por eso este presupuesto contempla 1.401 millones de euros para la dependencia, 46,28 millones de euros más que en el 2017, ha señalado Dolors Montserrat.

También ha querido poner en valor la magnífica red de Centros de Referencia Estatal del Imserso, donde “confluyen la innovación y mejora de la calidad de los recursos dirigidos a las personas en situación de dependencia”. Y ha anunciado la inauguración, gracias a estos Presupuestos, de cuatro Centros de Referencia Estatal: para personas con graves discapacidades neurológicas de , para personas con discapacidad física en de Compostela y los Centros de Referencia de y .

El SNS, un patrimonio de los españoles

En relación al área sanitaria, Dolors Montserrat ha comenzado recordando que el Sistema Nacional de Salud (SNS) es reconocido por todos los españoles, como lo demuestra el último barómetro sanitario con la mejor calificación de la última década: “Los datos del último barómetro son el resultado de más de siete años de Gobierno pensando en la salud de las personas”.

Para continuar con ese liderazgo, la ministra ha explicado que estos presupuestos siguen trabajando en varios objetivos como la prevención y promoción de la salud, el fortalecimiento de los profesionales y pacientes, así como la digitalización de la sanidad. En este punto, Dolors Montserrat ha dicho que “somos un gobierno comprometido con la digitalización donde el Sistema Nacional de Salud desempeña un papel fundamental; nuestro sistema sanitario no puede darle la espalda a la digitalización porque las nuevas tecnologías son aliadas indiscutibles en la lucha contra la enfermedad”.

En cuanto al fortalecimiento de los pacientes, Dolors Montserrat ha anunciado una partida de 20 millones de euros para dar respuesta a los afectados por la talidomida: “Se trata de una cuenta pendiente con los afectados y sus familias desde la década de 1950”. Será a través de estos Presupuestos donde se dará respuesta a los afectados y se creará un Comité de Expertos y la Comisión Institucional, en colaboración con el Instituto de y las Comunidades Autónomas.

Para concluir, en cuanto al presupuesto del (INGESA), la ministra ha expuesto que este año se dispondrán de más de 240 millones de euros que se destinarán a avanzar en la construcción del nuevo hospital de Melilla, cuyas obras se paralizaron hace diez años, y al aumento de plazas sanitarias que son de difícil cobertura debido a la distancia física.