La reforma tiene como objetivo fomentar el acceso al empleo de calidad, fortalecer la transparencia y evitar el fraude en la gestión de recursos destinados a formación. El Ejecutivo también ha aprobado la Oferta de Empleo Público de 2015, con 7.416 nuevas plazas (un 340% más que el año anterior), así como las nuevas leyes del voluntariado y del Tercer Sector de Acción Social.