El de este viernes recibió un informe de sobre el sexismo donde se denuncia que este fenómeno es “uno de los principales obstáculos para el empoderamiento de mujeres y niñas”, en palabras de la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá. La también ministra de Educación y FP en funciones alertó de que la lacra de la violencia de género “sobreviene si no se educa en la evitación del sexismo” y reivindicó el proyecto del Gobierno socialista, que es “un proyecto feminista, igualitario y que hará todo lo que pueda para acabar con las relaciones de poder establecidas entre hombres y mujeres”.

Por otro lado, Celaá subrayó la “responsabilidad, la gratitud y el honor” con la que el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ha recibido el encargo del rey para formar Gobierno. La portavoz apuntó que “el 28 de abril, un mayoría de españoles depositaron su confianza en las propuestas del PSOE y en su candidato” y llamó a todas las fuerzas políticas a “estar a la altura, leer bien los resultados y acomodar bien las decisiones de la ciudadanía”. Para ello, recordó, Sánchez mantendrá una ronda de contactos con PP, Cs y Unidas Podemos la semana que viene, pues estos son los grupos que “pueden facilitar o bloquear la investidura”.

En el marco de la Unión Europea, agregó, Sánchez buscará un papel clave a la hora de desarrollar un proyecto basado en “cuatro ejes”: la transición ecológica, la digitalización, la lucha contra la desigualdad y el impulso a un proyecto común europeo, con una UE que “avance hacia una mayoría unión, la armonización fiscal y una política común de Defensa”. En suma, “una Europa federal, más fuerte, cohesionada y mucho más moderna, igualitaria y solidaria”. “Nuestro proyecto es que nadie se quede atrás”, concluyó.

Celaá también informó sobre olas estadísticas referidas a las distintas reuniones entre administraciones celebradas en 2018. La portavoz puso en valor la actividad del actual Gobierno en funciones, que en sus siete meses de actividad ordinaria mantuvo hasta 48 reuniones en comisiones bilaterales, conferencias sectoriales y otros órganos de diálogo entre distintas administraciones, frente a las apenas 17 reuniones que mantuvo en sus cinco meses de actividad la anterior administración, del PP.

Por su parte, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, informó de que España acogerá un superordenador europeo en , un proyecto de supercomputación dotado con 100 millones de euros en inversiones comunitarias y que supone “la culminación de una larga tradición española de apoyo a la supercomputación”. “Es un impulso a la innovación y a la economía del país”, enfatizó.