​El atentado del pasado sábado, perpetrado en Bintagungu, a 45 kilómetros al norte de Gundam, costó la vida a cinco miembros de las Fuerzas Armadas malienses y heridas de diversa consideración a otros ocho. El ataque que tuvo lugar ayer, en las cercanías de , se saldó con cinco víctimas mortales, entre ellos un ciudadano portugués que integraba la misión EUTM Mali, así como diversos heridos.

El se une al dolor de las familias de los fallecidos y hace votos por el pronto restablecimiento de los heridos. El Ejecutivo reafirma, asimismo, su compromiso y solidaridad con las autoridades de Mali en su lucha contra la lacra terrorista y reitera su apoyo constante a la reconciliación de todo el pueblo maliense y a su deseo de paz, estabilidad y prosperidad.