​La visita sirvió para repasar las excelentes relaciones bilaterales entre nuestros dos países, valorar la muy positiva aportación de la colectividad boliviana residente en España a nuestra sociedad e impulsar nuevos proyectos de cooperación, económicos y culturales.

En relación a la demanda marítima presentada por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, las autoridades españolas escucharon la posición de Bolivia y, al respecto, reiteraron la conocida posición de España de estricta neutralidad en esta cuestión, que se trata de un asunto bilateral entre Bolivia y Chile, dos países hermanos con los que España mantiene relaciones de profunda amistad y estrecha cooperación.