El ha decidido este viernes recurrir ante el el Plan de Acción Exterior aprobado por la Generalitat de Cataluña en junio y tras negarse el gobierno de Quim Torra a corregirlo por ser, a juicio del Ejecutivo, inconstitucional.

La ministra portavoz, , ha explicado que la Generalitat se excede en sus competencias y menoscaba las del Estado, pero además este plan forma parte de un proceso independentista “que pretende el desprestigio de la imagen internacional de España” y que se observa en “una diversidad de actuaciones” del propio Torra, de sus consejeros y de las delegaciones de Cataluña en el exterior.

El plan fue aprobado el 25 de junio. En agosto, el Gobierno envió un requerimiento a la Generalitat advirtiéndole de que no era competente para aprobar una iniciativa con esos contenidos, pero el Ejecutivo catalán ha respondido “negativamente” y no va a corregir nada. El Ejecutivo presenta así lo que se denomina conflicto positivo de competencia ante el Tribunal Constitucional.