​España ha trabajado en el con especial ahínco en los aspectos humanitarios del conflicto y considera que es de máxima urgencia detener los enfrentamientos, sin que el alto el fuego impida la lucha contra los grupos considerados como terroristas por Naciones Unidas.

Confiamos en que este alto el fuego sirva para salvar vidas, establecer mejores condiciones para cuidar a los heridos y facilitar el acceso de la ayuda humanitaria a los que la necesitan en todo el territorio sirio.

Esperamos que este acuerdo sirva sobre todo para propiciar las negociaciones de paz intra-sirias que el Enviado Especial Staffan de Mistura ha convocado para el 8 de febrero próximo y que permita avanzar hacia una solución negociada del conflicto que respete la unidad e integridad territorial de Siria, de acuerdo con los parámetros de la Declaración de de 2012 y la Resolución 2254 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.