• El secretario general del GPP y diputado por Las Palmas anuncia una enmienda a la moción que ofrece al Gobierno “una oportunidad para rectificar” su política, que dice que hay que buscar un acuerdo y que, por tanto, se debe exigir la paralización de la legislación claramente lesiva para los intereses de , y que se establezca un calendario de reuniones entre ambos gobiernos.
  • También exige que haya “prioridad absoluta” ante las lesivas fórmulas que plantea el acerca de las aguas territoriales que claramente se sitúa por encima del Parque Natural de Cabrera.
  • Recuerda que el Congreso marroquí aprobó esta legislación el 22 de enero y el 24 de enero visitó Marruecos la ministra de Asuntos Exteriores, “pero el efecto de esa visita es que el 4 de febrero el Senado marroquí aprobó el mismo texto, lo que demuestra la enorme pérdida de credibilidad de nuestro país”.
  • Señala que si Argelia ha cancelado incluso dos veces la visita de la ministra de Asuntos Exteriores española a este país o quieren reducir la PAC en un 20% es porque “la credibilidad de España se ha visto reducida”.
  • Afirma que “este Gobierno esgrime el diálogo, no como herramienta democrática, sino que sustituye la certeza, la legislación, el derecho internacional por la palabra diálogo, en un ejercicio clarísimo de cesión permanente”. “Eso es el diálogo para el Gobierno socialista”, subraya.
  • Afirma que esto demuestra la “enorme debilidad del Gobierno y que es un Gobierno que no sabemos cuáles son los intereses que defiende, ni cuáles son sus prioridades”. “La única preocupación de Sánchez es el banco azul, seguir en la presidencia del Gobierno, a costa de lo que sea”, denuncia.
  • Lamenta que “el mordisco que se ha producido a las aguas territoriales españolas cerca de Canarias no ha conseguido despertar a este Gobierno en su acción política continuada para dividir a los españoles”.
  • Recomienda a los ministros que hagan “un curso acelerado de formación para conocer qué comprende el territorio del Estado que van a administrar, porque es evidente que tanto la ministra de Exteriores y el señor Ábalos lo desconocen”.