España desea que los resultados de las elecciones den lugar a la pronta formación de un gobierno que lleve adelante las reformas necesarias para abordar las demandas de la sociedad iraquí.

España está comprometida con la seguridad y estabilidad de Iraq, así como con su unidad territorial, requisitos indispensables para el desarrollo democrático y económico de cualquier país. El , que está contribuyendo a la formación de las nuevas fuerzas de seguridad iraquíes, confía en seguir fortaleciendo las relaciones de amistad y cooperación que le unen a la República de Iraq y a su pueblo.