El ha aprobado la actualización del escenario macroeconómico 2018-2021 de la economía española. El nuevo cuadro macro mantiene el crecimiento económico previsto para 2018 y 2019. Recoge asimismo el compromiso de reducción del déficit.

Las nuevas previsiones son realistas y prudentes, en línea con las presentadas por los organismos internacionales, según ha indicado la ministra de Economia y Empresa. Nadia Calviño ha destacado la solidez de la economía española señalando que estas cifras permiten “cumplir con los compromisos y mantener la estabilidad presupuestaria”.

La ministra ha resaltado como aspectos fundamentales del nuevo escenario macroeconómico una consolidación fiscal que no está reñida con el crecimiento económico y la creación de empleo, coherente con la agenda social impulsada por el gobierno, al tiempo que permite seguir reduciendo la deuda pública.

Principales indicadores

El crecimiento del PIB para 2018 y 2019 se sitúa en el 2,7 y 2,4 respectivamente, manteniéndose las contribuciones positivas de la demanda nacional y de la demanda exterior. Estas cifras permiten cumplir con el compromiso de situar el déficit público en el 0,4% en 2021. El diferencial de crecimiento seguirá siendo favorable a la economía española en relación con los países de nuestro entorno.

Hay que destacar la positiva evolución del mercado laboral, que permitirá que la tasa de paro esté por debajo del 11% en 2021. El ritmo medio anual de creación de empleo se situará en torno a los 400.000 puestos de trabajo y la previsión es que en 2020 se superen los 20 millones de ocupados.