Sánchez y Barkos han abordado también el Convenio Económico navarro que fija las relaciones tributarias y financieras de esta comunidad autónoma con el Estado. La presidenta navarra ha demandado que se agilicen las negociaciones, con el objeto de avanzar en algunas cuestiones de carácter técnico, que quedaron pendientes tras los acuerdos de diciembre de 2017 y que permitirán poner fin a la inseguridad jurídica que genera en aquellas empresas que están afectadas también por el Concierto Vasco, cuyos acuerdos están ya cerrados. El presidente le ha trasmitido que el está abierto a continuar con las negociaciones con la intención de trabajar en una solución satisfactoria para todos, respetando el marco legal.

El presidente le confirmó también que el estudiará la petición de la Comunidad Foral para destinar parte de su superávit de 2017 a inversiones financieramente sostenibles, siempre que reformulen su solicitud reduciendo la cantidad inicialmente solicitada para evitar riesgos que le puedan llevar a una situación de déficit y siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Infraestructuras, PAC y reforma laboral

El presidente Sánchez ha aceptado retirar el recurso contra Navarra relativo a la asistencia sanitaria universal y ha coincidido con Barkos en modificar la actual normativa laboral para que los trabajadores recuperen los derechos perdidos durante la crisis económica. También han estado de acuerdo en defender ante una Política Agraria Común fuerte que permita dar respuesta a los nuevos retos y en que España debe llevar a Europa una posición pactada entre el Gobierno y las comunidades autónomas.

Pool Moncloa/Fernando Calvo Otros puntos en los que el presidente del Gobierno y la presidenta de Navarra se han mostrado de acuerdo se refieren al nuevo diseño del sistema de protección asistencial por desempleo, al incremento de la financiación de la dependencia, a la revisión del modelo de asilo y refugio y a la revisión de la actual Ley de Educación (LOMCE).

Por lo que se refiere a las infraestructuras, Sánchez y Barkos han repasado las actuaciones previstas en Navarra tanto en carreteras como en la red ferroviaria.

Sánchez ha anunciado que el está trabajando en los proyectos de carreteras para acometer el acondicionamiento de la N-121A, el desdoblamiento de la N232, la autovía A15, el enlace de Lodosa en la AP68 o las medidas por el aumento de tráfico en el enlace de también en la AP68.

En materia ferroviaria, se agilizará la supresión de los pasos a nivel prioritarios de la red para minimizar el riesgo de accidentes, se negociará con la comunidad el desarrollo las plataformas logísticas de y Tudela y se iniciarán las conversaciones para buscar la mejor solución a la línea de alta velocidad -Pamplona-conexión Y Vasca.

También se continúa trabajando con garantías de seguridad en las obras de recrecimiento de la presa de Yesa, cuya comisión de seguimiento se convocará en breve, y se iniciará la segunda fase de las obras del Canal de Navarra.