​El Gobierno de España se une al llamamiento del Secretario General de Naciones Unidas, , de que los responsables de estos gravísimos hechos respondan ante la justicia tras una investigación exhaustiva y transparente.