​El nuevo protocolo, de cinco años de duración, ofrecerá posibilidades de pesca a 26 cerqueros atuneros comunitarios y seis palangreros de superficie, con un tonelaje total de referencia de 8000 toneladas, a cambio de una contrapartida financiera de 400.000 euros por el acceso a recursos más otros 440.000 euros en concepto de apoyo sectorial.

Si bien el canon de acceso para los buques se ha incrementado de manera moderada, el precio por tonelada permanece al mismo nivel que estaba durante los últimos años de vigencia del anterior Protocolo.

Su entrada en vigor, una vez concluya el proceso de ratificación del protocolo por ambas partes, permitirá regresar a este caladero a cerca de una veintena de buques españoles vascos y gallegos que debieron abandonarlo tras la expiración del anterior protocolo el 22 de mayo de 2018.

La duración ampliada a cinco años permitirá asegurar la estabilidad de la actividad pesquera en las aguas del Golfo de Guinea.