Para seguir avanzando en el cumplimiento de los objetivos contra el cambio climático, el Gobierno tiene previsto impulsar la introducción de nueva energía renovable en el sistema eléctrico.

En este sentido se prevé la introducción de hasta 3.000 MW de energía renovable mediante un mecanismo de subastas competitivas y tecnológicamente neutrales, donde las distintas tecnologías puedan competir en igualdad. De esta forma se garantiza que se incorporan aquellos proyectos más eficientes y que supongan un menor coste para el consumidor, en línea con las directrices de .

Los nuevos proyectos deberán ejecutarse antes del 31 de diciembre de 2019, por lo que se contemplan diversos hitos intermedios y un sistema de garantías y controles.

Hoy se ha remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia una propuesta normativa (formada por un Real Decreto y una ) que regula el procedimiento de las subastas y la asignación de los proyectos más competitivos. La CNMC realizará trámite de audiencia a los interesados para su valoración.

Posteriormente se concretará el procedimiento mediante una Resolución del secretario de Estado, estableciendo las reglas de detalle de la subasta y la fecha concreta de la convocatoria.