​El Gobierno sigue muy de cerca y con preocupación la marcha de las negociaciones entre y el . En este sentido, se prepara ante los posibles escenarios: un Brexit pactado o la salida del Reino Unido sin acuerdo con .

Según el informe especial presentado por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, tres son los sectores que revisten una importancia especial en el marco de las negociaciones en curso: los derechos de los ciudadanos, la aviación civil y la pesca. En cada uno de los tres aspectos el Gobierno trabaja con los Ministerios implicados para evaluar la situación y preparar planes de contingencia.

La salida del Reino Unido de la UE tendrá consecuencias directas también sobre Gibraltar, cuyo estatus negocian directamente los gobiernos español y británico, teniendo muy presente la necesidad de mejorar el bienestar de la población del .

En este sentido, el Gobierno prepara un Plan General para el Campo de Gibraltar, con políticas activas de empleo, que dinamice la economía de la zona.