El Consejo de Ministros ha recibido un informe del Ministro de Trabajo e Inmigración sobre el Anteproyecto de Ley sobre Actualización, Adecuación y Modernización del Sistema de . Se trata de un conjunto de medidas que tienen como objetivo reforzar la sostenibilidad futura del sistema de pensiones en la línea marcada por las recomendaciones del Pacto de Toledo aprobadas por el Congreso de los Diputados el pasado 25 de enero.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha expresado la “satisfacción del Gobierno” tras el principio de acuerdo alcanzado con los agentes sociales sobre la reforma del sistema de pensiones, determinadas políticas activas de empleo y los criterios básicos para la reforma de la negociación colectiva.

Pérez Rubalcaba ha añadido que el acuerdo, parcialmente acordado ayer, contribuye a la “recuperación y a la creación de empleo”, supone un “depósito de confianza para la economía española”, dentro y fuera del país, y tiene el “valor del consenso”. “Las reformas con consenso son muchísimo mejores porque el consenso garantiza la aplicación de las reformas”, ha dicho.

Además, el vicepresidente primero ha destacado que el objetivo compartido es “fortalecer nuestro sistema público de pensiones”. En este sentido, ha subrayado que, cuando la norma se apruebe, las personas que tienen 30, 40 o 45 años “llegarán a la edad de jubilación y tendrán pensión hasta el último día de su vida”.

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, , que ha comparecido junto al vicepresidente para ofrecer los detalles de la reforma, ha calificado la negociación de “fructífera” y ha agradecido la responsabilidad mostrada por los interlocutores sociales y su esfuerzo en la búsqueda del consenso. “El diálogo social vuelve a dar sus frutos como los dio en el pasado en la sociedad española”, ha dicho.

Progresividad de la reforma

Moncloa

Valeriano Gómez ha expuesto los aspectos esenciales del Anteproyecto de Ley que “cambiarán progresivamente, gradualmente, con flexibilidad” el sistema de pensiones.

El titular de Trabajo e Inmigración ha señalado que se incrementa progresivamente hasta los 67 años la edad legal de jubilación. “No pasará a serlo de un día para otro”.

El ministro ha aclarado que “durante los primeros seis años esta edad crecerá en un mes cada año, y en los siguientes nueve años crecerá en dos meses por año”. “Cuando llegue el año 2027, la edad será la de 67 años”, ha dicho.

Valeriano Gómez también ha explicado que se introduce el concepto de “carrera de larga cotización”. Así, el trabajador que haya cotizado durante 38 años y medio o más podrá seguir jubilándose con 65 años.

La reforma no afecta a los pensionistas actuales

Moncloa

El ministro de Trabajo ha asegurado que la reforma “no afectará a los pensionistas actuales en ninguna medida”. Los cambios se aplicarán a los futuros pensionistas.

Asimismo, ha indicado que se permite la jubilación anticipada a partir de los 63 años. El pensionista tendrá, en este caso, un coeficiente corrector de su pensión. “A partir de los 63 años será un derecho. No será necesario, como ahora, que el cotizante sea despedido”, ha dicho.

Respecto al cómputo de la pensión, Valeriano Gómez ha confirmado que se incrementa de forma gradual, desde los quince a los veinticinco, el número de años que se tienen en cuenta para su cálculo. “Cada año que transcurra desde que entre en vigor la Ley, el periodo de cómputo se incrementará en un año. Primero serán 15, como ahora; después 16, 17, 18, hasta llegar a 25 en diez años”, ha afirmado.

Sostenibilidad del sistema

Moncloa

El ministro de Trabajo e Inmigración ha reiterado que la reforma “pretende sostener mejor financieramente el sistema a largo plazo” y está diseñada “para hacer un sistema de pensiones fuerte, no para destruirlo”.

Con el objetivo de garantizar la sostenibilidad en el futuro, Gómez ha resaltado que se ha introducido por primera vez en el modelo el denominado “factor de sostenibilidad”.

Esto significa que a partir de 2027 se revisarán cada cinco años los parámetros del sistema según la evolución de la esperanza de vida. Durante su exposición, el ministro también ha resaltado que “las mujeres tendrán un reconocimiento de sus derechos con anterioridad no reconocidos”.

Así, las mujeres que interrumpan su carrera profesional para encargarse del cuidado de sus hijos “tendrán la posibilidad de reconocer nueve meses por cada hijo, hasta un máximo de 24 meses”.

La reforma no está concebida para reducir la cuantía de la pensión

Moncloa

Preguntado por el ahorro que supondrá la reforma de las pensiones, el ministro de Trabajo ha respondido que el Gobierno ha formulado sus perspectivas de ahorro a muy largo plazo. “La principal fuente de ahorro de esta reforma no es la reducción de la cuantía de la pensión. Esta reforma está concebida para que las personas trabajen más tiempo y coticen más, ingresen más y, a su vez, para que habiendo trabajado más tiempo, el periodo medio de percepción de la pensión no crezca demasiado, porque crece la esperanza de vida también. El resultado de estos dos efectos es que habrá menos gastos y más ingresos.”

Para el ministro de Trabajo e Inmigración, el objetivo de esta reforma es que “dentro de 40 años nuestro gasto en pensiones no tenga dimensiones explosivas”. “Si no hacemos reformas, podríamos llegar a gastar 16 ó 17 puntos del PIB en pensiones, el doble de lo que gastamos ahora, porque vamos a tener el doble de pensionistas de los que tenemos ahora, y el objetivo es sujetar este gasto”, ha dicho.

Asuntos de actualidad

Moncloa

El vicepresidente del Gobierno, al ser preguntado por los temas que aún se están negociando con los agentes sociales, ha asegurado: “Anoche mismo constatamos la voluntad de todas las partes por avanzar lo más rápidamente posible. Los asuntos más difíciles se han cerrado ya y quedan temas con responsabilidad compartida, incluso asimétrica. Tenemos la perspectiva de alcanzar un acuerdo”.

Tanto el vicepresidente del Gobierno como el ministro de Trabajo e Inmigración han valorado, a preguntas de los periodistas, los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) del 4º trimestre de 2010. Alfredo Pérez Rubalcaba ha asegurado que “estaba en las previsiones del Gobierno”.

Valeriano Gómez considera que los datos de la EPA “ofrecen algunas novedades ya que crece el empleo indefinido y disminuye la temporalidad, y esto siempre es una novedad en cualquier crisis”.