Según la compañía, dos ciudadanos españoles figuran en la lista de pasajeros, y no ha habido supervivientes entre las 157 personas que viajaban a bordo del avión siniestrado.

El , y la en Addis Abeba están en contacto con las autoridades etíopes y se han puesto a disposición de las familias de las posibles víctimas españolas para prestar toda la ayuda necesaria.