En el caso de González-Trevijano, magistrado del desde 2013 a propuesta del , la diputada argumenta la petición de comparecencia para que detalle su gestión al frente de esta universidad durante los años 2002 a 2013 en los que fue rector de la misma, “con especial atención en la creación y gestión de los diferentes másteres y, en concreto, sobre el alcance de los acuerdos para autorizar la creación y posterior control en la gestión del , sometido en los últimos meses a investigación y ya clausurado”

Izquierda Unida, a través de su diputada y portavoz parlamentaria, Eva , ha registrado hoy la petición para que comparezcan de forma urgente en el Congreso tanto , quien fuera rector de la Universidad Rey entre 2002 y 2013, como , actual rector de esta misma universidad desde 2017.

En el caso de González-Trevijano, magistrado del Tribunal Constitucional desde 2013 a propuesta del , la petición se argumenta en la necesidad de que explique “su gestión al frente de la (URJC) durante los años 2002 a 2013 en los que fue rector de la misma, con especial atención en la creación y gestión de los diferentes másteres y, en concreto, sobre el alcance de los acuerdos para autorizar la creación y posterior control en la gestión del Instituto de Derecho Público, sometido en los últimos meses a investigación y ya clausurado”.

Izquierda Unida reclama también que el actual máximo responsable de la URJC explique “su gestión” al frente de la mima desde 2017 “con especial atención a los controles sobre el funcionamiento de los diferentes másteres y, en concreto, sobre cómo fueron posibles las irregularidades en la gestión del Instituto de Derecho Público, así como su alcance real, que han provocado hasta el momento las dimisiones de la presidenta de la Comunidad de , , y de la ministra de Sanidad, ”.

García Sempere considera que “desde IU creemos que esta es la mejor forma de que todos los grupos parlamentarios podamos tener datos de primera mano de fuentes absolutamente directas y muy bien informadas sobre los graves sucesos acaecidos en esta universidad en relación a la gestión de sus másteres a través, principalmente, del polémico Instituto de Derecho Público que dirigía el catedrático Conde”.

Diversos medios de comunicación han publicado informaciones que señalan que el ex rector García-Trevijano habría llegado incluso a pactar con Álvarez Conde una especie de ‘pacto de no agresión’, de tal manera que el entonces rector le permitió montar el citado Instituto de Derecho Público y gestionarlo a su antojo a cambio de que no entorpeciera su mandato al frente de la universidad.

Según se han desgranado las informaciones sobre los másteres que cursaron Cristina Cifuentes, y el último de Carmen Montón se han conocido más detalles de cómo este Instituto, que trabajaba bajo el paraguas de la Rey Juan Carlos, en la práctica actuaba sin ningún control de la misma y con absoluta independencia en las decisiones por parte de sus máximos responsables. Esta autonomía abarcó, incluso, a la parte económica, ya que llegó a contar incluso con un CIF propio.

La pasada primavera, tras sucederse las informaciones sobre los polémicos másteres, la Universidad Rey Juan Carlos comenzó a investigar este Instituto de Derecho Público de Enrique Álvarez Conde, que aún continúan, y decidió clausurar todas sus actividades para el curso que se inicia.

Eva García Sempere considera que “desde el Congreso no podemos asistir como meros espectadores a los graves hechos que se suceden en este caso y que influyen de forma muy negativa no sólo sobre esta universidad, sino sobre el conjunto de la educación universitaria pública de este país, de ahí que planteemos estas comparecencias”.