El Grupo Parlamentario Popular exige al Gobierno que explique cuanto antes las informaciones que apuntan a la posible implantación de nuevos gravámenes y peajes por el uso de carreteras que en este momento son de uso libre y gratuito.

A tal fin, los populares reclaman información por dos vías: Una primera pregunta firmada por el portavoz adjunto para asuntos económicos de la dirección del GPP, , y por el portavoz en la Comisión de Fomento, , y una batería de preguntas, firmadas por los diputados de cada provincia.

El GPP reclama al Gobierno, en primer lugar, que explique si tiene previsto el establecimiento de un impuesto para el pago por uso de autovías que no estaban sujetas a gravamen, y qué coste tendría para los españoles. Y, en segundo lugar, los diputados del PP reclaman conocer cuáles serían las autovías afectadas en cada provincia y a cuánto ascendería el importe a abonar por cada español que haga uso de esas infraestructuras.

Mario Garcés ha indicado que “la confirmación de este anuncio supondría una nueva subida tributaria a los españoles. No es una novedad que el Gobierno, en vez de mantener una política orientada a la racionalización y a la eficiencia del gasto público, se empeñe en mermar los recursos de la gente”. Garcés ha añadido que “la política fiscal de este Gobierno es errática, pero siempre coincide en su obsesión por incrementar la presión fiscal de todos”.

El GPP advierte del impacto negativo que estos anuncios tienen en la confianza de los españoles, que siempre resultan damnificados por las erráticas y lesivas políticas que ponen en marcha los socialistas.